Quantcast

El rejuvenecimiento de cuello, Clínica Tarrazo y la mesoterapia

Los tratamientos estéticos cuya finalidad es rejuvenecer la piel pueden ser muy variados. Uno de ellos es la mesoterapia, que consiste en introducir sustancias como el ácido hialurónico y vitaminas en el cuerpo a través de inyecciones. Para el rejuvenecimiento del cuello es un gran aliado en conjunto con el láser Fotona.

En España, es posible conseguir estos procedimientos con calidad profesional en lugares como la Clínica Tarrazo. Esta empresa cuenta con aproximadamente 30 años de experiencia trabajando en Madrid y en Santo Domingo. Disponen de equipos profesionales altamente cualificados, además de fabricar productos de cosmecéutica creados en Lab CBC bajo los métodos de Buenas Prácticas de Fabricación y el Reglamento UE N° 1223/2009.

¿Qué ofrece el rejuvenecimiento del cuello?

Los tratamientos estéticos están pensados para restaurar la vitalidad y la apariencia juvenil de las personas. Cada parte del cuerpo presenta diferentes condiciones cuando envejece, por lo que el procedimiento para tratarlo puede variar. En el caso del cuello, después de los 40 años de edad, su piel se vuelve más delgada y tiende a colgar, ya que ha perdido la elasticidad natural.

Al ser una zona muy visible, las personas suelen sentirse mal o incómodas con la apariencia. Sin embargo, existe la posibilidad de rejuvenecerlo a través de diferentes tratamientos que se recomiendan según el tipo de piel.

Uno de ellos es la mesoterapia, que incluye diferentes sustancias que ayudan a iluminar la piel. Otras como el ácido hialurónico, las vitaminas o el silicio orgánico le devuelven el tono natural. Este último, junto con el láser Fotona, activa las células que producen colágeno, generando así la apariencia juvenil que se espera. Otras funciones del láser son la eliminación de las arrugas.

Cosmecéutica ecológica para los tratamientos de la piel

La cosmecéutica nace de la fusión de la cosmética y la farmacéutica, por lo que incluye ingredientes con propiedades terapéuticas. Su objetivo es generar mejores resultados, rejuveneciendo el tejido cutáneo.

Para obtener resultados visibles en los tratamientos estéticos, es recomendable acudir a especialistas que apliquen productos de la cosmecéutica. En la Clínica Tarrazo los ofrecen, junto a ingredientes de la cosmética ecológica, los cuales son extraídos de plantas con propiedades efectivas en la piel.

La compañía envasa sus fórmulas en recipientes hechos de cristal, Miron Violet Glass, para mejorar su calidad y preservar en óptimas condiciones. Cada fórmula se crea con la supervisión de un cirujano plástico que se encarga de garantizar los efectos sobre la piel. Las personas que utilicen estos tratamientos no solo mejorarán su aspecto, sino que al hacerlo protegerán al medioambiente.