Quantcast

Recomendaciones para emprender de la mano de Piensa Network

Existe en el imaginario popular la idea que los grandes empresarios comenzaron su camino al éxito desde la cima, sin mayores contratiempos y a una edad temprana. Sin embargo, en la realidad, este camino está construido a partir de incertidumbres, inversiones sin retorno visible, disciplina y malos ratos, entre otros aspectos que modelan ese éxito desde una perspectiva más orgánica y menos idealista.

Según un estudio publicado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la mayoría de los empresarios exitosos de Estados Unidos, consiguieron fundar y consolidar su compañía con 45 años, lo que invita a pensar que hay mucho camino por recorrer para entender las dinámicas de un emprendimiento y su posicionamiento en el mercado.

Emprender no es una tarea fácil, requiere de mucho más que una buena idea de negocio y, por este motivo, la plataforma de ahorro Piensa Network se ha preocupado por señalar algunos consejos clave para estructurar un emprendimiento que se convierta en el proyecto de vida de cualquier persona interesada en manejar su propio negocio o crear su propia compañía.

El dinero como resultado

Antes de comenzar cualquier emprendimiento, es necesario buscar un propósito más allá del dinero. El factor económico debe entenderse como el resultado de un trabajo disciplinado y no como el objetivo principal del proyecto. Romper este paradigma le permite al emprendedor reconocer las necesidades específicas del contexto en el que convive para, de esta manera, brindar soluciones creativas e innovadoras que impacten positivamente en la vida de sus futuros clientes.

Lo anterior implica desafiar lo tradicional y redefinir los estándares de la industria. No solo se trata de detectar una necesidad y proponer una solución. También es pertinente diseñar procesos eficientes que le aporten valor al producto, incluso si esto significa distanciarse de las maneras tradicionales de operar. El emprendedor debe recordar que la innovación no solamente aparece en el producto final, sino que está presente en la imagen corporativa, en la relación con el público y en los procesos de elaboración de cada producto desde sus inicios.

Emprender es una oportunidad de impactar el contexto

Las empresas deben convertirse en unidades que brinden oportunidades y soluciones a las principales problemáticas que aquejan los contextos de cada emprendedor. Solo de esta manera, el proyecto de emprendimiento crecerá de una manera orgánica, honesta y transparente, sin que el dinero se consolide como la columna vertebral del plan estratégico de la futura compañía.