Quantcast

El niño de 14 años apuñalado en Madrid por presuntos pandilleros sigue grave pero estable

El niño de 14 años apuñalado ayer por la tarde al salir de clase en una calle del madrileño Puente de Vallecas sigue esta mañana hospitalizado grave pero estable, tras haber sido operado y sedado, han informado fuentes de la investigación.

Por su parte, es la Brigada de Información, especializada en temas de bandas juveniles violentas, la encargada de la investigación del suceso. Los agentes están averiguando si hay imágenes y ya ha hablado con algunos testigos, que aseguran que el menor fue apuñalado por cuatro o cinco jóvenes que iban con las caras tapadas. Por tanto, creen que podría estar esperándole.

Los hechos ocurrieron sobre las 15:30 horas de este lunes en la calle Puerto de Pajares, frente a un pequeño establecimiento comercial chino, al que habría ido a comprar algo, y muy cerca del colegio concertado Centro Cultural Salmantino en el que cursa sus estudios.

Tras lo ocurrido, los autores huyeron a la carrera mientras la víctima se refugió en el colegio, situado en el número 6 de dicha calle. Los primeros en llegar fueron agentes nacionales, que colocaron un apósito hemostático en el glúteo del chaval para cortar la hemorragia.

Luego fue asistido por sanitarios del Samur-Protección Civil, que han comprobado que aún tenía el arma blanca en la base del cuello, por lo que le han procedido a inmovilizarla para que no aumentara la herida y no le produjera daños vasculares.

Al realizarle un TAC, los médicos comprobaron que la hoja del cuchillo se había quedado en la parte pectoral derecha. La herida era penetrante y no tenía afectación respiratoria. Con el cuchillo inmovilizado, le trasladaron custodiado por la Policía Nacional al Área Infantil del Hospital Gregorio Marañón, donde ha ingresó en estado grave pero estable. No se teme por su vida.

El herido es español, nacido en 2007, han detallado fuentes policiales. Su padre es de origen latinoamericano. De momento están abiertas varias hipótesis. El colegio evitó la salida de los alumnos de clase para evitar que presenciaran la escena, mientras pide ya un refuerzo policial para evitar nuevos ataques.