Quantcast

Las fibras capilares de K-Max mejoran los looks

En la imagen de una persona, el cabello es una de las partes más importantes, ya que es una de las zonas más visibles del cuerpo. Debido a esto, hombres y mujeres siempre están probando nuevos peinados para mejorar los looks.

Pero no siempre se puede lograr el objetivo deseado, ya que, en ocasiones, el ser humano por diferentes razones pierde parte de su melena. Consciente de ello, la firma K-Max distribuye desde hace años las fibras capilares 100 % naturales. Es una solución inmediata para disimular los efectos estéticos de la falta de cabello.

Las fibras capilares de K-Max

Las fibras capilares de K-Max son partículas microscópicas completamente naturales formadas con 99,9 % de queratina, la misma de la que está formada el pelo. Cuando se esparce sobre el cuero cabelludo estas microfibras se adhieren por efecto de la electricidad estática y se quedan fijas hasta el próximo lavado.

El efecto que se logra es una mayor densidad de cabello o pelo más grueso, eliminando zonas claras en la cabeza, entradas, cejas o barba. Es muy útil para casos de alopecia areata o androgénica, debilitamiento del cabello por estrés o el embarazo, incluso para tapar las canas. Según el fabricante, este revolucionario método logra una fijación tal que resiste el sudor, la lluvia, el viento o el agua.

La firma recomienda que, para asegurar sus efectos, las personas se pueden ayudar con el spray de fijación y mantener una mayor adherencia de las fibras al cabello. Otra de sus ventajas es que es muy fácil y rápido de aplicar, además de ser imperceptible a los ojos de otras personas. Para brindar un aspecto más natural, la marca ofrece las fibras capilares hasta en 9 colores como negro, diferentes tonos de castaño, ceniza, gris y blanco.

Un producto 100 % natural y sin aditivos

Los problemas capilares en mujeres y en hombres pueden surgir a cualquier edad y por muchas causas diferentes. El uso de las fibras capilares es seguro porque se trata de un producto 100 % natural, sin aditivos, como SLS o SLES. De esta manera, evitamos problemas o inconvenientes que pueden presentar las fibras capilares sintéticas, las cuales no tienen la misma adhesión. Tampoco las elaboradas a base de algodón, que tienden a formar grumos en el área donde se aplican.

La marca basa la confianza de este producto en la tecnología desarrollada en su departamento de Investigación y Desarrollo. Sus procesos productivos cumplen estrictamente con las regulaciones de calidad establecidas en la Unión Europea.

Las fibras naturales se han convertido en uno de sus productos bandera porque son una alternativa práctica para miles de hombres y mujeres. Con su uso, las personas también pueden evitar recurrir a tintes o acudir a la peluquería buscando peinados para disimular la falta de cabello. K-Max asegura que sus fibras actúan como un maquillaje capilar que sirve para mejorar los looks en pocos segundos.