Quantcast

¿Es inteligente el gato de Angora? Conoce las capacidades cognitivas de la raza felina

Los gatos de angora son famosos por su hermoso pelaje y sus extraordinarios ojos. Con una apariencia sofisticada, el gato de angora turco (como también se le puede llamar) tiene una característica muy llamativa que va más allá de la estética: la inteligencia. El Angora Turco es considerado uno de los gatos más inteligentes que existen, debido a su personalidad que siempre está en busca de aprender más y más.

¿Son inteligentes los gatos? Entender cómo funciona la inteligencia felina

La inteligencia es una de las características más llamativas de un gato de Angora. Pero es normal que surja la duda: ¿cómo de inteligente es un gato? Una investigación publicada por la revista Frontiers In Neuroanatomy ha contado el número de neuronas del cerebro de los gatos. Se ha descubierto que los gatos tienen 250 millones de neuronas. El estudio también compara esta cifra con la de los perros: 500 millones. Desde este punto de vista, los perros serían, en teoría, más inteligentes que los gatos. Sin embargo, analizar por el recuento de neuronas es sólo una forma de “medir la inteligencia” de los animales. Faltan muchos estudios sobre la capacidad cognitiva de los gatos, pero está demostrado que la corteza cerebral el número de neuronas de los gatos es el doble que la de los perros. Esta región es responsable de la toma de decisiones, la memoria, la planificación y la resolución de problemas. Esto demuestra, pues, que los gatos son muy listos y ágiles, y más inteligentes de lo que podemos imaginar.

A los gatos de angora les encantan los retos que estimulan su inteligencia

La búsqueda del aprendizaje de cosas nuevas es fundamental para estimular la inteligencia de un animal, ¡y el gato de angora tiene mucha! Una de las principales características de la raza de gato Angora es amar un buen desafío. Si ve un objeto de su interés encima de un mueble, por ejemplo, no importa la distancia ni la altura: el Angora Turco simplemente hará todo lo posible por superar los obstáculos para alcanzar su objetivo. No sólo es curioso, sino que le encanta que los humanos le estimulen. Los gatos de angora siempre querrán aprender más y más. Los juegos más interactivos para gatos son estupendos para instigar su inteligencia.

El Angora Turco es muy comunicativo y sociable, rasgos que contribuyen a su avanzada cognición

Otro rasgo llamativo de la personalidad del gato de angora es su capacidad de comunicación. Al igual que otros animales que figuran en la lista de las razas de gatos más inteligentes del mundo, como el siamés y el abisinio, el angora turco es extremadamente sociable. Se lleva bien con otros animales, especialmente si se le socializa mientras es un gatito de Angora. Puede utilizar sus buenas habilidades de socialización para mantener una buena comunicación con su tutor y, en consecuencia, beneficiarse a sí mismo, garantizando sus intereses. Su forma comunicativa y carismática son características que lo hacen aún más inteligente.

Al gato de angora turco le encantan los juegos que estimulan la curiosidad y promueven los retos

La inteligencia es una virtud que suele ir acompañada de un problema: la terquedad. El gato de angora es muy inteligente y, con tanta inteligencia, es muy independiente. Esto puede causar algunos problemas al tutor si quiere entrenar al felino. El gato de angora turco puede resistir un poco. Pero recuerde que al angora turco le encantan los retos. El consejo es convertir el entrenamiento en una situación divertida y estimulante. Si se despierta su curiosidad, el entrenamiento será mucho más fácil. Al fin y al cabo, ¡los retos son lo que más les gusta! Además, a los gatos de angora les gusta ser el centro de atención; no es de extrañar que a menudo se conviertan en el “amo” de la casa. Por eso, los juegos en los que él es el centro de atención le estimulan aún más a implicarse.

Gatos de angora: la raza se considera una de las más antiguas del mundo

El gato de angora turco tiene su origen en Turquía, alrededor del siglo XV, siendo una de las razas más antiguas que existen. El gato de angora turco es conocido por su pelaje blanco, pero los gatos de angora gris, negro, chocolate, azul y rojo son también algunos de los colores posibles.

Además de la gran cantidad de pelo, sus ojos llaman la atención. El Angora turco blanco suele tener los ojos azules o verdes, mientras que los otros colores, como el gato de Angora gris, suelen tener los ojos amarillentos. En general, es habitual ver a un gato de angora turco con heterocromía, es decir, con un ojo de cada color. El gato de angora tiene una personalidad muy activa y le gusta pasear al aire libre. También le encanta la atención y el afecto, es decir, es perfecto para vivir en familia. Con una fuerte personalidad, es habitual que el gato de angora se crea el amo de la casa.