Quantcast

El Congreso debate hoy la Ley audiovisual con el apoyo de Unidas Podemos en el aire

La Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso debate este jueves el dictamen del proyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual, pactada con ERC y PNV para incorporar el catalán y el euskera, pero con el apoyo de Unidas Podemos en el aire a cuenta del tratamiento a las productoras independientes.

La misma víspera del debate de las enmiendas al texto, Unidas Podemos ha reclamado al PSOE que rectifique dos enmiendas que presentó a la Ley Audiovisual, al entender que suponen una “grave agresión” a las productoras independientes y hacen “peligrar” el propio proyecto legislativo.

Según han explicado fuentes del espacio confederal, Unidas Podemos va a contactar con el PSOE para intentar que esas modificaciones se reviertan y advierten de que, en caso de mantenerse, la propia Ley corre riesgo, dado que están barajando no votar a favor.

Concretamente, los morados reprochan al PSOE que el haber introducido “por la puerta de atrás”, y aprovechándose de la “buena fe” del resto de grupos, dos enmiendas bajo el pretexto de ser modificaciones técnicas pero que, en la práctica, “cambian radicalmente el tablero original y otorgan la categoría de productoras independientes” a los principales grupos mediáticos del país.

Las entidades AECINE, DIBOOS, MAPA, PIAF, PROA y PROFILM, agrupadas en la Plataforma Audiovisual de Productoras Independientes (P.A.P.), han mostrado su “gran preocupación” ante la recta final de la tramitación del proyecto, “una decisión política y legislativa que puede finiquitar la producción independiente de España”. Reclaman que se modifique la definición de productor independiente “con un texto más explícito y restrictivo que proteja los intereses del productor realmente independiente“.

Las dificultades para conjugar los intereses de plataformas, productores, televisiones tradicionales y partidos como ERC por las cuotas lingüísticas también han complicado la aprobación de la reforma. Sin embargo, finalmente el texto incluye acuerdos con ERC y PNV sobre catalán y euskera.

El acuerdo alcanzado por el Gobierno con los independentistas reserva un mínimo anual de 15 millones para la producción de contenido en catalán y demás lenguas cooficiales, así como la creación de un fondo público que asegure el doblaje al catalán de series de plataformas internacionales, según los detalles avanzados por ERC.

El PNV, por su parte, llegó a presentar una enmienda a la totalidad, si bien la retiró tras conseguir que el Gobierno “se moviera” y estuviera “dispuesto a entablar conversaciones” ante un texto que, para los jeltzales, era “absolutamente centralista”, que pretendía actualizar el marco legal, “pero de espaldas a las nuevas formas de comunicación y saltándose el modelo de gobernanza de EiTB“, y necesitaba “un empuje” en promoción del euskera.

Posteriormente, el PNV ha presentado 58 enmiendas, de las que 45 han sido aceptadas y 10 podrían ser objeto de transacción. El partido vasco ha anunciado un acuerdo con el PSOE que “salva los tres grandes objetivos de proteger y defender el autogobierno, preservar la autonomía de EiTB y garantizar la presencia del euskera en el nuevo marco audiovisual”.

Junts per Catalunya (JxCat) y PDeCAT han presentado sendos paquetes de enmiendas para blindar el catalán. Así, el PDeCAT ha registrado 147 enmiendas, la mayoría de ellas para garantizar que las lenguas cooficiales tengan una protección específica (37 enmiendas) y para que la futura ley respete las competencias autonómicas (67 enmiendas).

Desde el punto de vista de la producción, la formación introduce una enmienda para fijar un porcentaje mínimo del 2,1% de los ingresos totales de las plataformas de vídeo a demanda para financiar obra audiovisual en lenguas cooficiales. El texto del proyecto de ley, que establece reservar un 5% de los ingresos a la producción de obra europea, no especifica ningún porcentaje para el catalán, el euskera y el gallego.

INCENTIVOS A PLATAFORMAS

Asimismo, el PDeCAT propone establecer unos incentivos a las plataformas de vídeo a demanda, con sede fuera del Estado, para que les sea ventajoso económicamente tener un mínimo del 60% de series, películas o documentales de su catálogo disponible en versión doblada y subtitulada en alguna o algunas de las lenguas cooficiales.

En relación con la financiación de las televisiones públicas autonómicas, se propone que del total de las aportaciones de los prestadores del servicio de televisión y de los prestadores de intercambio de videos para financiar a RTVE, la mitad se ceda a estas televisiones en proporción a los ingresos generados en cada comunidad autónoma.

NO ACEPTAN UN ACUERDO DE MÍNIMOS

En su caso, Junts ha presentado 80 enmiendas, poniendo especial atención en la defensa del catalán. “Si salvar el catalán es la máxima prioridad, no podemos aceptar un acuerdo de mínimos“, explica la diputada de Junts Pilar Calvo en el texto registrado.

Junts recuerda que la Directiva Europea 2018/1808 del Parlamento Europeo y del Consejo que ahora debe transponerse, establece que debe haber un 30% de cuota de contenido de obra europea. La mitad, un 15%, debe estar en las lenguas oficiales de cada Estado miembro. Junts pide que de ese 15% también se reserve la mitad, el 7,5%, a las lenguas cooficiales.

Esta reserva debe ser, tal y como enmienda en el artículo 114.1, “una obligación no sólo para los prestadores de servicios de comunicación audiovisual establecidos en el Estado español, sino también para aquellos que prestan o dirigen sus servicios a las audiencias del Estado“.

Por otra parte, señalan que, también según la Directiva europea, cada Estado miembro de la UE puede exigir a los prestadores de servicios de comunicación audiovisual, dirigidos a las audiencias ubicadas en su territorio, una contribución financiera a la producción de obra europea, para asegurar la preservación de la diversidad lingüística y cultural. Junts pide que, a través del artículo 117.2, esta aportación sea de un mínimo del 10% y no del 5% que propone el Gobierno.

Junts pide que las plataformas prestadoras de servicios audiovisuales ayuden en la financiación de las corporaciones de medios públicos de comunicación, como ya se hace en el caso de RTVE, y que el 1,5% que recibe éste se reparta al 50% con los otros medios públicos autonómicos.

CONTRA ESPECTÁCULOS TAURINOS

Conjuntamente, Unidas Podemos, ERC, Bildu, Junts, PDeCAT, Más País, Compromís, BNG, CUP y Nueva Canarias han registrado una enmienda para que los espectáculos taurinos sean considerados “contenido perjudicial” para los menores. En la enmienda proponen añadir un nuevo apartado 7 al artículo 97 que se refiere a los “contenidos perjudiciales para el desarrollo físico, mental o moral de los menores”.

Unidas Podemos ha registrado otras 31 enmiendas, entre ellas una para que los medios se “abstengan” de incluir publicidad promovida por sus informadores para “que la influencia y el prestigio de quienes las transmiten no sea utilizado en beneficio de intereses comerciales”. Varias enmiendas también se refieren a la protección de las lenguas cooficiales en las plataformas audiovisuales.

El PP ha propuesto que se prohíban los anuncios de juguetes que favorecen los estereotipos de género. Así lo pide en una de las 79 enmiendas que ha registrado al Proyecto de Ley.

Por su parte, los sindicatos CCOO, UGT y CGT rechazan el planteamiento que se está haciendo en este proyecto de Ley presentado por el Ministerio de Economía y Transformación Digital, al considerar que “no soluciona los problemas del sector y solo responde al beneficio de los lobbies empresariales privados“.