Quantcast

No eres fea, sino pobre: Ejemplos gráficos

No es que necesitemos la belleza para poder tener una vida plena. Lo que pasa es que si esto sucede y podemos mejorar, pues tampoco vamos a decir que no. Sin duda, la vida se compone de muchas otras cosas y sobre todo de tener un gran corazón, dejando a un lado la apariencia física. Aunque no, no es verdad porque hoy no podemos mantenerla al margen.

Te mostraremos cómo no eres fea sino pobre. Así de sencillo. Nadie puede tener un rostro perfecto, donde los labios, la mirada e incluso el color de la misma sean idóneos. Simplemente podemos sacarle más partido a cada una de esas zonas para poder potenciarlas. Bueno, podemos si cuentas con un buen presupuesto. Las famosas parece que sí lo tienen y así se dejan ver.

No eres fea, sino pobre: Ejemplos gráficos

Eva Longoria

Aunque quizás ya hayas visto una imagen como ésta en varias ocasiones, no podíamos dejarla apartada. Es un claro ejemplo de que no eres fea sino pobre. Sin duda, casi sobran las palabras porque el cambio es bastante espectacular. En él, podemos ver cómo Eva Longoria ha sido retratada en un día de paseo, pero sin maquillar.

La verdad que también hay que decir que no era su mejor día. Más que nada porque sabemos que la actriz y productora es muy guapa. Algo que salta a la vista en la imagen de la derecha. Ella siempre aparece en actos sociales, impecable. Eva cuida mucho su imagen y sabe cómo sacarle partido a su belleza, algo que siempre intenta mostrar.