Quantcast

Tendencias de la arquitectura este 2022

Si se trata de las tendencias de 2022 que definirán las industrias de la arquitectura y la construcción, el tema de la salud ha servido de trampolín para pensar en formas innovadoras de mejorar la vida de las personas en sus casas, a través de la arquitectura.

La construcción o el diseño de interiores, al tiempo que se adapta a la evolución actual de la sociedad y elimina las barreras al desarrollo.

Respeto por el medio ambiente

Esta es una tendencia que se ve en el diseño de interiores, tal y como lo pone en práctica Klic Arquitectos. A nivel constructivo, las viviendas más antiguas han demostrado en los últimos meses sus importantes carencias en cuanto a confort, habitabilidad, accesibilidad, consumo energético y seguridad estructural, lo que ha llevado a la mayoría de los propietarios a plantearse diversas actuaciones de rehabilitación para adaptar los inmuebles a las exigencias y necesidades actuales.

En este sentido, una de las principales apuestas es la sostenibilidad, tanto por las diversas ayudas o facilidades económicas que actualmente ofrecen las administraciones, como por los beneficios que brinda este tipo de rehabilitaciones que revisten más durabilidad ante los daños ocasionados por el paso del tiempo, menos demanda de energía y consumo, mayor calidad de confort y salubridad. Todo esto revaloriza al edificio, casa o piso.

Obras como un buen aislamiento térmico en paredes, suelos y también, en los techos; aunado al cambio de la carpintería por materiales más eficientes, pintar con barnices naturales, optimizar la fontanería y la instalación de soluciones para el ahorro de agua, así la suma las energías renovables para vivienda revestirá más importancia. Todo esto se pone en práctica en una vivienda plurifamiliar que optimiza los recursos.

Hogares más adaptables, multifuncionales y luminosos

Debido a los límites de movilidad, el hogar se ha convertido en un lugar donde los miembros de la familia pasan más tiempo juntos. El deseo de disponer de habitaciones adicionales que se conviertan en una oficina en casa, un estudio para el aprendizaje a distancia, un lugar para fomentar las aficiones o un pequeño gimnasio para practicar yoga o fitness, dará forma al diseño de las viviendas.

Del mismo modo, el concepto abierto como el de colinas del limonar que ya ganaba adeptos antes de la epidemia, la tendrá aún más como resultado del deseo de generar una mayor sensación de amplitud y un mejor flujo entre los lugares y su uso.

Asimismo, se buscará la manera de que el interior y el exterior de la casa estén más conectados: grandes ventanales con la orientación adecuada, es decir, hacia el sur, cenitales, ventanas en el techo, balcones, terrazas solarium, jardines, etc.

La luz natural regula los sistemas metabólicos y se ha relacionado con el bienestar mental que cada vez es más importante porque pasamos más tiempo en casa. Esto debe ser tomado en cuenta en cualquier proyecto arquitectura de alto nivel

Por otro lado, los pasillos o zonas de transición entre el edificio y la calle se convertirán para incluir espacios que aíslen cualquier objeto potencialmente contaminado, como chaquetas y zapatos.

Diseño de interiores: colores neutros, estilo industrial y el arte gráfico

Los tonos neutros claros como el gris, coral, blanco, beige y todos los tonos marrones o tierras estarán siempre a la moda. En 2022, el blanco predominará en el mobiliario y el gris suave, parecido al tono del cemento predominará en la decoración.

El gris se une al resto de los colores neutros para crear espacios agradables y el encierro revaloriza el interiorismo que fomenta la relajación y la serenidad como los emblemáticos apartamentos de Nueva York.

Toques sutiles en varios tonos como un sofá revestido de verde o azul, aportarán carácter al conjunto y evitarán que se vuelva demasiado monocromo.

Este año simboliza, asimismo, un regreso a las raíces y temas étnicos. Lo cual se logra con la utilización de materiales naturales o reciclados que poseen un muy bajo impacto ambiental. Por esto, se usan madera, piedra, ladrillo y metales.

El estilo industrial portuario también será popular entre los más atrevidos. Se basa en una mezcla de madera, ladrillo visto y muebles antiguos.