Quantcast

Borràs y Turull se enfrentarán para liderar Junts si no hay acuerdo ‘in extremis’

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, y el exconseller y vicepresidente de Junts, Jordi Turull, se enfrentarán para liderar Junts si no hay un acuerdo ‘in extremis’ antes de este martes a las 16.00 horas, cuando termina el plazo en el que se pueden presentar candidaturas.

Junts celebrará su congreso en dos partes tras la renuncia del expresidente de la Generalitat y líder de la formación, Carles Puigdemont, y del secretario general, Jordi Sànchez, a revalidar sus cargos: el 4 de junio se escogerá a la nueva dirección en Argelès-sur-Mer (Francia), y en julio habrá otra jornada que servirá para aprobar la ponencia política y organizativa.

Sin descartar aún el acuerdo, Borràs y Turull no han logrado de momento acercar suficientemente las posiciones y podrían formalizar candidaturas por separado a la secretaría general de Junts, mostrando así una imagen de división que muchas familias del partido quieren evitar.

De hecho, fuentes consultadas han explicado que la noche del lunes estaban ya configurando sus equipos y llamando a las personas que podrían integrar sus respectivas ejecutivas.

Los que quieran presentarse al congreso pueden hacerlo a la presidencia, con el nombre de cuatro vicepresidencias; a la secretaría general, junto con la secretaría de Organización y la de Finanzas, y al resto de la dirección, integrada por 18 personas.

Aunque gran parte de los sectores de Junts aseguran trabajar por una candidatura conjunta, la realidad es que no se ponen de acuerdo en qué posición debe ocupar cada uno ni en el poder ejecutivo que deben ostentar.

En un principio, se barajaba la posibilidad de que Borràs asumiera la presidencia y Turull la secretaría general, pero la presidencia de Junts es de carácter institucional y representativa, y el entorno de Borràs considera que el apoyo que tiene su figura entre las bases no se traduce luego en puestos de decisión.

«El cargo institucional que tengo es el segundo más importante de país y el de mayor rango en Junts. Parece lógico y la militancia considera que es de justicia que los liderazgos por los que ha apostado también tengan algo que decir«, dijo ella el domingo a La Vanguardia.

Así, una de las opciones que se ha contemplado para dar más poder político y ejecutivo a la presidencia es una reforma de los estatutos a través de la ponencia organizativa, que se tendría que hacer ‘a posteriori’ en la segunda parte del congreso de Junts, en julio.

Sin embargo, cercanos a Borràs han advertido de la dificultad de esta operación y no la recomiendan, teniendo en cuenta que se tendría que hacer un mes después de haber elegido a la nueva dirección.

Sí podría haber acuerdo entre ambos a la hora de presentar una candidatura unitaria entre los dos equipos a la presidencia del partido, y podrían buscar el perfil «de exconsellers en el exilio como Toni Comín, Lluís Puig e incluso el de Josep Rull», aseguran otras fuentes.

POSIBLES INTEGRANTES

Mientras que Borràs entró en Junts como independiente y cuenta con el apoyo de las bases, Turull tiene el de cuadros del partido que proceden de su etapa en CDC y el de los más cercanos al aún secretario general, Jordi Sànchez.

Así, en el equipo de la presidenta del Parlament podría acompañarle Jaume Alonso-Cuevillas en la secretaría de Organización, y otros nombres fieles a su figura como Francesc de Dalmases; Aurora Madaula; Esther Vallès; Montse Girbau; Cristina Casol y probablemente también Aleix Sarri, entre otros, según apuntan fuentes consultadas por Europa Press.

Por su parte, Turull cuenta con el apoyo de muchos de los que firmaron un manifiesto la semana pasada que expresaba el apoyo a Borràs como futura presidenta de Junts y del exconseller como secretario general, y que avalaron consellers y dirigentes de Junts.

No lo firmaron el vicepresidente y conseller de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró; la consellera de Universidades, Gemma Geis; los vicepresidentes del partido Elsa Artadi y Josep Rius, y las personas cercanas a Borràs.

Entre las personas de Turull que podrían integrar la nueva dirección suena el de Joan Ramon Casals y está la incógnita de qué hará la portavoz de Junts en el Congreso, Míriam Nogueras, que, pese a no firmar el manifiesto, es afín a Turull pero también mantiene buena relación con Borràs.