Quantcast

Bizcocho en el microondas: el desayuno dulce que podrías preparar en menos de 10 minutos

El microondas es un electrodoméstico con el que se pueden hacer muchas más cosas de las que nos pensamos, hasta bizcocho. No solo sirve para calentar el agua, el tomate frito o la comida preparada. Con él también se pueden hacer muchas recetas. De hecho, en muy poco tiempo puedes preparar hasta un rico postre. Si quieres sorprender a tus invitados o a tus hijos con un buen desayuno. Y si piensas que no tienes tiempo, no es excusa. En menos de 10 minutos tendrás un excelente bollo ideal para tomar con café o cacao.

La receta es tan sencilla que hasta puede ser un buen plan de tarde con niños. Les enseñas a prepararlo y luego te lo meriendas con ellos. Una actividad familiar que no requiere de mucho esfuerzo. Tampoco vas a tener que limpiar mucho, porque apenas se mancha nada. Y siempre va a dejar a todo el mundo con un gran sabor de boca. Y lo del sabor de boca será literal, porque este bizcocho está buenísimo. Aparte de la receta del bizcocho, te vamos a dar algunas variantes para que puedas hace cosas diferentes. Toma lápiz y boli y apunta cómo hacer este bizcocho en el microondas.

Cómo hacer brownie en microondas

Bizcocho en el microondas: el desayuno dulce que podrías preparar en menos de 10 minutos

Lo primero es engrasar el brownie con un poco de la mantequilla. Ahora echamos harina por todo para que no se pegue. Luego fundimos el resto de la mantequilla en el micro y dejamos atemperar.

Aparte en un recipiente hondo ponemos los huevos y el azúcar. Añadimos la esencia de vainilla, la sal y removemos todo para batir el huevo y que se mezcle bien. Añadiremos después la mantequilla atemperada y luego la harina y el cacao. Debe quedar una mezcla homogénea y densa.

Si queremos poner nueces en nuestro brownie al microondas, este es el momento de ponerlas. Si no nos gustan o hay alérgicos, seguimos para adelante. Ahora ponemos la masa en el molde y extendemos. Programamos 2 minutos y medio y dejamos hacer. Cuando acabe el tiempo, dejamos descansar 30 segundos.

Ahora volvemos a poner dos minutos y medio más. Cuando acabe retiramos del molde y dejamos atemperar. Se puede servir junto con helado de vainilla y un poco de nata montada. Te quedará un postre ideal y que disfrutarán tus hijos y los mayores.