Quantcast

Podemos acompañará a Díaz en su nueva plataforma como le corresponde

La coportavoz estatal de Podemos, Alejandra Jacinto, ha señalado que su formación y la izquierda está en un «momento de cambio» y «transformación», ante el panorama «ilusionante» que genera la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, con su nueva plataforma y como posible candidata a las generales.

En una entrevista, ha desgranado que su partido va a estar en ese proyecto que «también es de Podemos», pues es un actor «fundamental» en el espacio progresista que ha demostrado «mucho» durante muchos años como «herramienta» para el cambio, logrando nada menos que acabar con el «bipartidismo».

«Podemos va a estar ahí, va a estar en ese proyecto. En un proyecto cuyo horizonte es la transformación social Podemos, como no puede ser de otra manera, no puede hacer otra cosa que estar ahí«, ha recalcado para dejar claro que el objetivo no son las «cuotas» sino armar un movimiento político junto a la sociedad civil.

En vísperas de que se cumpla un año desde las últimas elecciones madrileñas del 4 de mayo de 2021 y de la marcha de la política del exlíder de Podemos Pablo Iglesias, Jacinto ha desgranado que están en un momento de cambio y transición, con una apuesta por la feminización de la organización y la política que afronta con ilusión y que el «relevo es sano en política».

Actualmente, la también portavoz adjunta en la Asamblea de Madrid ha explicado que tienen el «deseo de tener» a la ministra de Trabajo sea candidata, dado que es la mejor opción posible avalada por su gestión en el Gobierno y su perfil.

Por tanto, lo que toca desde Podemos es «acompañarla» en el «proceso que decida emprender» y ser «respetuoso» con sus tiempos a la hora de armar ese nuevo proyecto que impulsa. De hecho, Jacinto ha afirmado que fue un «acierto» que Díaz decidiera aplazar su proceso de escucha previsto en esta primavera, pues con «la que está «cayendo» con la guerra de Ucrania tenía que priorizar su labor en el Gobierno.

En consecuencia, la coportavoz de Podemos ha insistido en que corresponde a Díaz determinar los plazos de esta plataforma, que para ponerla en marcha hace falta un «diálogo sosegado» con la sociedad, reflexión y «mirada larga».

LA BICEFALIA FUNCIONA Y ENRIQUECE

Cuestionada sobre si funciona la bicefalia entre Díaz, al frente de Unidas Podemos en el Ejecutivo, y Belarra como secretaria general del partido morado, Jacinto ha opinado que este modelo «enriquece» y aporta «diversidad». Incluso ha explicado que cuando se han producido diferencias en algún momento, como sobre el envío de armas a Ucrania, esa circunstancia también aporta en el planteamiento político.

De todas formas, ha especificado que esa bicefalia «no es algo exclusivo» de Podemos y que entra «dentro de la normalidad democrática» tener un secretario general a nivel de partido y un «líder electoral. «Para mí se complementan muy bien», ha defendido para resaltar, por ejemplo, que algo similar ocurre en el grupo parlamentario en la cámara madrileña, donde ella y la portavoz de Unidas Podemos, Carolina Alonso, tienen perfiles diferentes.

Por otro lado y preguntada sobre si cree que el PSOE se aleja de Unidas Podemos ante diferencias notables como el Sáhara Occidental, el aumento del gasto militar o la monarquía, la dirigente de la formación morada se ha remitido a las declaraciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando dijo que la única vía para gobernar era la coalición.

«Al PSOE le ha costado un poco pero ha asumido que hay una fuerza política que ya está en las instituciones, demostrando que tiene capacidad de gobernar aunque haya diferencias en momentos puntuales«, ha razonado.

UN AÑO EN PODEMOS DESDE LA MARCHA DE IGLESIAS

El próximo miércoles se cumple un año desde que Iglesias anunció su marcha de la política tras ser candidato a los comicios madrileños y como él mismo recalca en su nuevo libro, ‘Verdades a la cara’, esa decisión propició dejar pasar a los nuevos liderazgos de Belarra y Díaz, recalcando que la decisión de su núcleo dirigente de apostar por el Gobierno de coalición fue condición de posibilidad para el auge de la ministra de Trabajo.

Durante esta etapa, la formación ha logrado dejar su impronta en la labor ejecutiva, como refleja diversas medidas del escudo social en la pandemia, el plan anticrisis o leyes progresista, destacando que su papel clave para avances sociales desde el Gobierno.

Además, Belarra ha apostado para su mandato por propiciar el crecimiento de Podemos, feminizar la dirección, tratar de fortalecer al partido a nivel territorial y ensanchar alianzas con otros sectores progresistas de cara a las elecciones autonómicas y municipales de 2023.

Mientras, Díaz ha recalcado que aún no ha decidido ser candidata, pese a que Iglesias le propuso directamente, y impulsa un nuevo proyecto progresista que aspira a no limitarse a la izquierda del PSOE, donde además quiere dar el protagonismo a la sociedad civil y dejar en un rol secundario a los partidos.

Durante este periodo, Unidas Podemos afrontó las elecciones de febrero en Castilla y León, donde obtuvo un mal resultado al quedarse con un solo diputado, y ahora afronta las elecciones andaluzas del 19J en plena negociación con Más País para conformar una candidatura de frente amplio progresista.

Por otro lado, el espacio confederal ha visto debilitado su grupo parlamentario, al pasar de los 35 diputados con los que arrancó la legislatura a 33 actuales, dado que el escaño que correspondía al exdiputado Alberto Rodríguez sigue vació y recientemente sufrió la marcha al grupo Mixto de la diputada canaria, Meri Pita, que cargó contra la deriva del partido.

En el plano autonómico la formación ha procedido a renovar liderazgos autonómicos en Baleares, Navarra y Asturias, donde la diputada nacional Sofía Castañón se impuso en unas tensas primarias al dirigente crítico Daniel Ripa. De esta forma, las direcciones regionales están cohesionadas con la estatal y cuentan con destacada presencia tanto en el Consejo de Coordinación como en el Consejo Ciudadano.