Quantcast

Ivonne Reyes se pronuncia tras la exclusiva de su hijo Alejandro

Tras las últimas declaraciones de Pepe Navarro cargando contra Ivonne Reyes y tachándola de «jeta», «indigna» y «despreciable», Alejandro Reyes ha dado un paso al frente y, a pesar de que en los últimos tiempos ha estado alejado del foco mediático, ha roto su silencio en la revista ‘Lecturas’ para defender a su madre y confesar que le da «vergüenza» ser hijo del presentador, de quien mantiene no quiere saber absolutamente nada.

Unas declaraciones sobre las que la venezolana se ha pronunciado por primera vez en la entrega de los Premios Platino, donde Ivonne evitó hablar de Pepe Navarro, con el que próximamente se verá las caras (una vez más) en los tribunales.

«Mi hijo está en Estados Unidos estudiando Arte dramático y Business and Marketing y preparándose para ser actor. No es porque sea mi hijo porque yo soy muy crítica y muy exigente, pero es muy bueno, ya lo veréis» confiesa orgullosa.

«Mi hijo es lo máximo» confiesa cuando le preguntamos por su entrevista cargando contra Pepe Navarro, asegurando que lo más importante de todo es «que no tiene rencor». «Es un hombre que se viste por los pies, tiene una base bien inculcada como familia, como hombre, como ser humano. Es muy buena gente y es una persona súper generosa, de alma«, añade.

Sin entrar en las durísimas declaraciones de Alejandro contra su padre, Ivonne apunta a que ella no ha tenido nada que ver – «yo le dejé hablar, ahí no me meto» afirma – pero confiesa que «entiende perfectamente» que su hijo haya roto su silencio y cargado contra Pepe: «Esa es su opinión, ese es su sentimiento«. «Yo prefiero que esté afuera de todo pero realmente, si él toma una decisión, tiene todo el derecho a hablar una, dos, cincuenta veces» deja claro, asegurando que si el joven vuelve a hablar, tendrá todo su apoyo.

Acerca de si Alejandro estaría dispuesto a someterse otra vez a las pruebas de ADN para demostrar que es hijo de Pepe Navarro, ni una palabra, aunque sí confirma que ha demandado al presentador – de quien dice que no quiere hablar porque «no tiene glamour ni arte» – porque tiene miedo. Y, adelanta, pronto se verán las caras en los tribunales (otra vez): «Ya se enteraron de la demanda que interpuse por miedo. No lo metemos aquí, esta semana lo van a saber. Pero vamos a hablar con gente culta, gente bonita y gente que sea bella del alma, no que vaya con disfraces. Esto es de gente auténtica».

¿Aceptaría unas disculpas de Pepe Navarro? «Yo no soy quién para perdonar a nadie, yo lo que quiero es disfrutar de los Premios Platino».