Quantcast

El milano real sigue creciendo en la reserva de Biosfera de Menorca

El milano real (Milvus milvus) sigue creciendo en la reserva de Biosfera de Menorca pese a ser una especie muy amenazada a nivel estatal.

Según ha informado el Consell de Menorca este sábado en una nota de prensa, el estado de la población del milano real (Milvus milvus) en la isla de Menorca no parece ajustarse al hecho de que, a nivel estatal, sea una especie muy amenazada. Pues, en los últimos años, su población ha pasado de estar casi extinguida en la isla –con sólo cinco parejas reproductoras en 1998–, a contabilizar 72 parejas reproductoras en 2021. Un incremento poblacional que es considerado uno de los «grandes éxitos» de la conservación en el ámbito insular.

El informe de seguimiento del año 2021, en el que han colaborado agentes de medio ambiente del Govern y el agente de medio ambiente del Consell Insular de Menorca, muestra que la población ha crecido un 12,5% respecto al año anterior, un aumento considerable que hace deducir que existe disponibilidad de lugares adecuados de cría a lo largo de toda la superficie insular. En unos años, si las cifras siguen aumentando de la misma manera, la especie alcanzará su máxima población y se regulará para mantenerse. Los datos de productividad obtenidos –crías que siguen adelante– también muestran valores muy buenos para la especie, con una media de 1,4 pollos que vuelan por pareja cada año.

MARZO, INICIO DE LA ÉPOCA REPRODUCTORA DEL MILANO

Durante el mes de marzo, las parejas de milano empiezan su etapa reproductora con la reparación de los nidos utilizados en años anteriores y la posta de los huevos. Cada año aparecen nuevas parejas jóvenes que empiezan por primera vez a reproducirse. Si no tienen problemas, las nuevas parejas continuarán criando a lo largo de 15 o 20 años.

La campaña de seguimiento de la población reproductora realizada el año pasado también ha servido para marcar con emisores GPS-GSM siete pollos de milano real, que aportan información actualizada sobre los desplazamientos de estas aves y sus movimientos. En solo seis meses se han obtenido más de 21.000 localizaciones de estos ejemplares, datos muy útiles para mejorar la gestión.

GESTIÓN DE LAS AMENAZAS SOBRE LAS AVES

En relación con las amenazas, la más importante continúa siendo la mortalidad por electrocución en tendidos eléctricos. Durante el año 2021 se detectaron 11 ejemplares de milano muertos, de los cuales 10 murieron por electrocución.

La electrocución continúa siendo una amenaza en la isla para las aves de grandes dimensiones como por ejemplo rapaces, gaviotas o cuervos, a pesar de que cada año se incrementan los controles y el número de apoyos eléctricos revisados. El año 2021 se revisaron 1.507 apoyos y se detectaron 124 aves muertas. Todos estos apoyos han sido aislados para evitar que continúen provocando la muerte de aves.