Quantcast

La delegada de la Junta en Málaga apela al sentido común y al uso de las mascarillas en los desfiles de Semana Santa

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha presentado este jueves en la localidad malagueña de Almogía la guía de la Junta de Andalucía, elaborada por la Consejería de Salud y Familias, para la celebración de una Semana Santa segura frente al COVID-19. Así, ha apelado al sentido común y al uso de las mascarillas durante las procesiones.

Navarro ha recordado que la única restricción que se mantiene es la mascarilla en interiores, pero ha advertido de que el virus «sigue entre nosotros». «Han sido muchos meses de penurias, con miles de enfermos y también de fallecidos», ha señalado, aludiendo a que es por ello que el Gobierno andaluz ha realizado una serie de recomendaciones para esta Semana Santa, encaminadas a reducir las posibilidades de transmisión en los desfiles procesionales.

Como medidas generales, se recomienza hacer buen uso de la mascarilla, mantener la distancia interpersonal, y el lavado de manos e higiene respiratoria constante. En cuanto al desarrollo de procesiones religiosas en la vía pública, «es aconsejable no acudir si se está en aislamiento por resultado positivo en una prueba de COVID-19, algo de sentido común», ha dicho la delegada.

Mantener el uso de la mascarilla en los desplazamientos hacia el lugar de la salida en transporte público o compartiendo vehículo con no convivientes, aumentar el transporte público desde y hacia las zonas por donde transcurrirán los desfiles procesionales, «siempre con mascarilla», y respetar los aforos de los establecimientos de restauración y hostelería, son otras de las medidas presentadas.

Los portadores tampoco deben acudir a su cita si tienen síntomas compatibles con COVID-19 o si han estado en contacto estrecho con una persona positiva en las últimas 48 horas, «y es aconsejable que se hagan una prueba de autodiagnóstico de forma previa al inicio de la salida oficial, como máximo 24 horas antes».

En la medida de lo posible, deben mantener las reuniones previas o posteriores al aire libre o en espacios no cerrados, de ser imprescindible, en locales amplios con buena ventilación.

«Y durante la procesión, dado que es imposible guardar distancia, hay que usar mascarilla, así como limpiar los varales y otros elementos del trono después de cada salida procesional», ha insistido Navarro.

La higiene de manos al inicio o si hay relevo, no compartir bebidas durante las paradas y ventilar el espacio interior de los tronos durante el desfile procesional, sobre todo durante en estaciones de penitencia, son recomendaciones hechas por Salud para esta Semana de Pasión.

Respecto a las agrupaciones o bandas de música, también hay que mantener las reuniones previas o posteriores al aire libre o en espacios no cerrados, y, de ser imprescindible, en locales amplios con buena ventilación. Usar mascarilla, al menos higiénica, durante el desfile procesional cuando el instrumento permita su uso, y guardar la mayor distancia posible entre los músicos de instrumentos de viento con el público. Igualmente, no compartir bebidas durante las paradas.

A las personas que hagan penitencia en las procesiones se les recomienda tener la mayor distancia posible y usar mascarilla, al menos higiénica, cuando no se porte antifaz. Para el público en general, según ha explicado la delegada, el uso de la mascarilla «en aglomeraciones y espacios cerrados debe ser una prioridad, cuando no se permita mantener una distancia adecuada».

Además de contribuir de forma directa en la conservación del patrimonio cofrade que se puede observar cada Semana Santa por las calles de todos los municipios andaluces, la delegada ha explicado que también «queremos velar por el desarrollo con las mayores garantías sanitarias posibles de esa tradición que, dos años después, algunos incluso tres años por las lluvias de 2019, vuelve en esta edición con casi total normalidad».

AYUDAS AL ARTE SACRO

En su visita a Almogía, Navarro se ha referido a las ayudas de la Junta para restaurar y conservar el patrimonio de hermandades y cofradías, como la recibida por la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de esta localidad.

Precisamente, y acompañada por varios miembros de la hermandad y su hermano mayor, Juan Antonio Arrabal, ha visitado la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, donde se expone la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Almogía luciendo la recién restaurada túnica dieciochesca procesional que forma parte del patrimonio sacro de la Cofradía y de la provincia, gracias a la línea pionera de ayudas de la Junta de Andalucía para la recuperación y cuidado de este tipo de bienes.

El taller Santa Conserva de Antequera, un estudio de conservación y restauración de Bienes Culturales especialista en tejidos antiguos se ha encargado de la obra de restauración y la Junta de Andalucía, a través de las subvenciones de concurrencia competitiva de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, ha aportado el 80% del coste total del proyecto, 17.742 euros.

En la provincia se han destinado más de 150.000 euros de estas ayudas, cuya convocatoria en 2021 estaba dotada con 1,83 millones para toda Andalucía.

Se desconoce el origen exacto de esta pieza textil debido a la desaparición de documentos y archivos, tanto en la propia hermandad, como en la iglesia de la Asunción, parroquia de la localidad, durante la Guerra Civil, pero la túnica del Nazareno de Almogía es la pieza patrimonial más antigua que posee la Hermandad, salvándose junto a una campana de plata fechada en 1756, de la destrucción del patrimonio sacro acometido durante la guerra civil.

La delegada ha mostrado su satisfacción «por poder contribuir de esta forma, con estas ayudas, a ensalzar más la Semana Santa, generar riqueza, y contribuir a la generación o mantenimiento del empleo en sectores como los talleres de bordado y orfebrería, así como a fijar población, ya que el 70% de estas ayudas van destinadas a pequeños municipios, y el resto a capitales de provincia o comarca».

La delegada de la Junta en Málaga ha reiterado el compromiso del presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, con la creación de estas ayudas pineras, «que nunca antes se habían dado, ni de esta forma ni algo parecido, para la restauración y cuidado de nuestro patrimonio de arte sacro».