Quantcast

WWF convierte la Hora del Planeta en una llamada global a la solidaridad y la paz

WWF celebrará este sábado La Hora del Planeta en casi 200 países en todo el mundo, que comenzará a las 20.30 horas en las Islas Cook apagando la luz y seguirá recorriendo los husos horarios hasta la Isla de Pascua, pero este año, además de una llamada contra el cambio climático, la ONG quiere expresar la solidaridad y la paz «con Ucrania en el corazón».

El director de comunicación de WWF España, Miguel Ángel Valladares, ha explicado llama a la reflexión a través de los símbolos porque si la acción por la pérdida de bioversidad y contra el cambio climático es «un momento para la unión» considera que esta acción mundial por el planeta que comenzó en 2007 en Sidney (Australia) debe ser un día para que «los corazones de la gente miren a Ucrania para estar con su gente».

Valladares recuerda que desde 2020 cuando comenzó la pandemia provocada por el coronavirus se ha podido observar cómo la salud depende en parte de la pérdida de biodiversidad y este mismo año se han vivido efectos «muy claros» del cambio climático. Por ello, considera que la posibilidad de retroceder 20 o 25 años para volver a quemar carbón y gas por la situación energética provocada por la guerra es un riesgo claro añadido a nivel global a los efectos humanitarios y sociales del conflicto.

En ese sentido, insiste en que «además de solidaridad ecológica, los corazones miren hacia Ucrania» y este año, La Hora del Planeta, además de exigir acciones conjuntas contra el cambio climático será «momento de pedir la paz y la armonía entre las personas y la naturaleza».

En cuanto a la celebración en España, Valladares explica que las actividades organizadas este año son una especie de «transición» después de dos años sin actos multitudinarios por la pandemia y con la vista puesta en volver a un gran evento en 2023.

CONTRARRELOJ POR EL PLANETA

De este modo, la ONG ha celebrado el reto «Kilómetros por el planeta», con el que querían sumar carreras virtuales hasta lograr los kilómetros suficientes para dar una vuelta al mundo y, a un día de La Hora del Planeta, están a punto de conseguir la sexta vuelta al globo. En la acción se han inscrito más de 9.000 personas, 270 clubs de atletismo que han sumado más de 200.000 kilómetros y el contador de la carrera sigue abierto.

Además del gesto de apagar la luz, este año el reto está en el deporte con este gesto que significa la contrarreloj que la humanidad tiene por delante para frenar a tiempo el cambio climático. Este sábado, según explica Valladares un «pequeño» grupo de unas veinte personas, que han sido elegidas por concurso tendrán la oportunidad de recorrer los últimos kilómetros junto a los corredores olímpicos Fernando Carro y Marta Pérez en el parque del Retiro de Madrid para terminar saliendo a ver el apagado de la Puerta de Alcalá a las 20.30 horas.

Acciones similares se desarrollarán en otras ciudades donde WWF tiene representación o grupos locales, como por ejemplo en Alicante, o en Granada, donde los seguidores irán corriendo hasta La Alhambra.

En este momento, a poco más de 24 horas del inicio de la celebración, Valladares ha confirmado la participación y compromiso de 500 municipios, más de 200 empresas y 270 clubs deportivos participantes en la carrera por el planeta. Estos 500 municipios que apagarán la luz tendrán a su disposición un documento de WWF con propuestas para renaturalizar su localidad.

«Lo increíble de este movimiento es que 15 años después seguimos adelante y lo que empezó en un momento de relativo escepticismo respecto al cambio climático ha llegado a 200 países, decenas de miles de empresas, miles de ciudades y millones de ciudadanos de todo el planeta», celebra.

Para Valladares la pandemia ha dejado dos caras de una misma moneda, porque ha provocado un freno al desarrollo de la transición agroecológica y energética y ha ralentizado el cumplimiento de los objetivos de la acción climática, pero en este mismo periodo, subraya que el conocimiento de la ciudadanía sobre los problemas de la naturaleza y su importancia ha crecido de manera muy importante. Ahora que parece que la pandemia va remitiendo, confía en acelerar la transición sin dar pasos atrás.

Por último, ve motivos de esperanza en la vuelta de la Juventud Climática a las calles de numerosas ciudades porque en su opinión el empuje de los jóvenes permitirá avanzar y compensar «los pasos atrás que quieren vender». «Son la esperanza, la acción y el futuro», concluye.

ESPAÑA VOLCADA

Desde que la comenzó en Sidney en 2007, la Hora del Planeta es ya el movimiento ambiental más grande del mundo. Este año, de 20.30 a 21.30 horas, las luces de 17.000 monumentos emblemáticos de todo el mundo irán apagando su luz por el planeta. Entre ellos destacan por ejemplo la Torre Eiffel de París, la Puerta de Brandenburgo en Alemania, la Ópera de Sydney, el Cristo Redentor de Brasil o el Coliseo de Roma.

En España, algunos de los muchos monumentos que se oscurecen este año son la Basílica del Pilar de Zaragoza, el Monasterio de las Huelgas en Burgos, la Plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela, la Puerta de Alcalá de Madrid, la Catedral de Oviedo, el Castillo de Bellver en Palma de Mallorca, las Casas Colgadas de Cuenca, la Sagrada Familia de Barcelona, la Ciudad Monumental de Cáceres, la Catedral de Astorga, el Miguelete y la Catedral de Valencia.

También los sitios de Patrimonio Nacional apoyan la campaña y se apagarán las luces del Palacio Real de Madrid, el Panteón de Hombres Ilustres, el Palacio Real de Aranjuez, el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, el Palacio Real de La Granja, en Segovia, el Monasterio de La Huelgas, en Burgos, y el Palacio Real de La Almudaina, en Palma de Mallorca.

Entre las empresas, más de 200 ya se han sumado al reto y han expresado por escrito su compromiso con el medio ambiente. Otro año más, Inditex vuelve a ser partner de la campaña, así como otras empresas colaboradoras que vuelven a dejar a oscuras sus luminosos, tiendas o edificios de 20:30 a 21:30 y promueven mensajes de sensibilización entre sus empleados y clientes. El simpático Pocoyó será, un año más el embajador infantil de La Hora del Planeta a través de Clan TV.