Quantcast

La UE cierra un acuerdo con EEUU para aumentar en el suministro de gas natural licuado un 68% en 2022

Estados Unidos aumentará un 68% las exportaciones de gas natural licuado a la Unión Europea, lo que supondrá un suministro adicional de 15.000 millones de metros cúbicos (15 bcm) este año, gracias a un acuerdo anunciado este viernes por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, para reducir la dependencia europea de los combustibles fósiles de Rusia.

Esta cantidad «sustituirá el suministro de gas natural licuado que actualmente recibimos de Rusia», ha señalado la presidenta del Ejecutivo comunitario en rueda de prensa, que ha añadido que este acuerdo pretende fortalecer la seguridad energética europea.

Además, la Comisión Europea se ha comprometido a adquirir anualmente 50.000 millones de metros cúbicos (50 bcm) de gas natural licuado estadounidense de aquí al 2030, en virtud de un acuerdo pensado para reducir la fuerte dependencia energética que la UE tiene de Rusia, que hasta la fecha concentraba el 40% de las importaciones de gas a la UE.

Los precios de estas importaciones de gas natural licuado deberán reflejar «los fundamentos del mercado a largo plazo y la estabilidad de la oferta y la demanda», ha detallado La Casa Blanca. Esto se traduce en que la fórmula de precios debe tener cuenta la cotización del índice estadounidense de gas natural, Henry Hub, así como otros factores de estabilización, según figura en el acuerdo.

Fuentes comunitarias han señalado que se ha establecido como referencia el índice del mercado estadounidense porque sus precios se encuentran por debajo de los del índice de referencia europeo, TTF (Title Transfer Facility), si bien este punto no es obligatorio para los contratos establecidos con las empresas proveedoras pero establece un marco de acción. El precio oscilará también en función de los precios de los mercados de futuros de gas ya que se espera que el acuerdo sirva para establecer contratos a largo plazo.

En 2021, las importaciones de gas natural licuado del mercado estadounidense a la UE se situaron en 22.000 millones de metros cúbicos, por lo que en 2022 las importaciones incrementarían un 68% este año y ascendería a 37.000 millones de metros cúbicos (37 bcm) y de cara a los siguientes años el suministro ascendería a 72.000 millones de metros cúbicos (bcm).

Actualmente el 20% del gas que consume la UE es gas natural licuado, por lo que esta compra adicional aumentaría la participación de esta materia prima. En 2021, las importaciones de gas ruso a la UE fueron de 155.000 millones de metros cúbicos -incluyendo gas natural licuado y a través de gasoducto–.

«Necesitamos asegurar el suministro no sólo para el próximo invierno si no para los próximos años. Nuestro acuerdo tiene como objetivo apoyarnos en esta guerra», ha señalado von der Leyen en su comparecencia.

La Casa Blanca ha precisado que EEUU «trabajará con socios internacionales» para garantizar este suministro a UE. Este acuerdo contará con la implicación del sector privado e implementará recomendaciones para reducir la demanda de gas de Rusia y acelerar el despliegue de energías limpias.

«Sé que eliminar el gas ruso tendrá costes para Europa, pero no solo es lo correcto moralmente si no que nos colocará en una posición estratégica más fuerte», ha señalado el presidente de EEUU, Joe Biden en su intervención.

Se trata de un acuerdo entre gobiernos, por lo que establece un marco para las compañías que operan en el mercado y garantiza a los operadores de gas natural licuado que el Ejecutivo estadounidense establecerá las condiciones favorables para sus exportaciones a Europa, según han informado fuentes comunitarias.

«Construiremos una infraestructura para un futuro energético limpio y diversificado», ha señalado el presidente de EEUU, Joe Biden, en rueda de prensa, que ha recordado que Washington ha vetado todas las importaciones de Rusia.

Tanto la UE como EEUU se han comprometido a reducir los gases de efecto invernadero del gas procedente de la capacidad adicional de gas natural licuado, así como del suministrado a través de gasoductos, reduciendo las emisiones de metanos y construyendo nuevas infraestructuras de hidrógeno.

La Comisión Europea anunció este mes un plan para reducir dos tercios las importaciones de gas ruso anualmente y lograr el objetivo de cortar la dependencia del mercado comunitario de los combustibles fósiles rusos en 2030, para lo cual trabaja por diversificar el suministro para evitar a aquellos proveedores que puedan contribuir a la inestabilidad en el mercado como Gazprom.

El Ejecutivo comunitario prepara, además, un marco regulatorio para asegurar el suministro energético y el almacenamiento de gas en el mercado comunitario a través de reservas de almacenamiento estratégico en la UE.

En su intervención, Biden ha anunciado que como parte de esta iniciativa EEUU y UE impulsarán la adopción de tecnologías de eficiencia energética, como termostatos inteligentes, y avanzarán en tecnologías de hidrógeno para aumentar la seguridad energética.

PRIVACIDAD

Bruselas y Washington han firmado además un acuerdo para establecer un nuevo marco para un flujo de datos transatlántico, entre EEUU y la UE para la protección de la privacidad en la red, lo que permitirá el flujo de información entre la UE y EEUU, según ha informado Von der Leyen.

«La privacidad y la seguridad son prioridades de la agenda digital. El acuerdo de privacidad de datos ayudará a las empresas a competir en la economía digital», ha agregado Biden.