Quantcast

Las organizaciones del gran consumo exigen a los convocantes la «desconvocatoria inmediata» del paro

Las organizaciones del gran consumo han exigido a la Plataforma Nacional en Defensa del Sector Transporte que desconvoque de «forma inmediata» los paros que están paralizando España tras el acuerdo anunciado entre el Gobierno y el Comité Nacional del Transporte por Carretera en el que se recogen las principales reivindicaciones del sector.

«Hacemos un llamamiento a la desconvocatoria inmediata de un paro que ya no tiene ningún sentido y que, cada día que pasa, incrementa sus costes en términos económicos y de empleo para toda la cadena y, en especial, para otros sectores que también acusan los efectos de la actual coyuntura (sector primario, industria, comercio, hostelería)«, han asegurado en un comunicado.

De esta forma, la cadena de valor del gran consumo ha reiterado que tras el acuerdo alcanzado después de 14 horas de negociación, «ya no hay ningún argumento que justifique continuar con el paro del transporte«.

Las organizaciones han recordado que las ayudas aprobadas, que contemplan la subvención de 20 céntimos por litro de gasoil a los transportistas y suponen una aportación global de en torno a los 1.000 millones de euros, son superiores a las adoptadas en otros países europeos.

De esta forma, señalan que el acuerdo permite afrontar con «garantías un contexto de la máxima complejidad y atajar los problemas coyunturales que han afectado especialmente a un sector clave para la cadena de suministro, al conjunto de la economía y a los consumidores«.

Las organizaciones del gran consumo consideran que estas medidas, junto con algunas de las que ya habían quedado recogidas en el Real Decreto Ley aprobado a principios de mes, contribuirán a impulsar un modelo económicamente sostenible para toda la cadena de transporte, así como a la viabilidad de los distintos modelos de negocio de un sector claramente atomizado.

Sin embargo, han reconocido que tras el acuerdo se abre un periodo en el que todas las partes de la cadena deberán seguir trabajando, desde un modelo de colaboración, para mejorar también las cuestiones más estructurales del sector.