Quantcast

La AN da la razón a un exdirectivo del BBVA y ordena al juez de ‘Tándem’ que le permita acceder a nuevos correos

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dado la razón al exdirectivo del BBVA Antonio Béjar y ha ordenado al juez de la macrocausa ‘Tándem’ que le facilite el acceso a los correos corporativos que solicitó y que habría intercambiado con hasta 12 personas distintas.

En un auto de este jueves, los magistrados de la Sección Tercera corrigen la decisión del titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 que, el pasado 4 de enero, denegó la solicitud de Béjar, que también había pedido una copia digitalizada de sus mensajes para no tener que acudir a revisarlos a sede judicial.

El otrora jefe de Riesgos del banco recurrió esa decisión del magistrado y solicitó que se revocase su resolución, pidiendo igualmente que se ampliase el listado de personas con las que se envió correos. Además, pidió que se le facilitase una copia tanto de sus mensajes como de sus agendas para estudiarlas fuera del Juzgado.

El Ministerio Fiscal se adhirió de forma parcial a la petición de Béjar al entender que procedía el acceso al resto de correos así como el establecimiento de una vía que le permitiese acceder a los mismos de una forma más respetuosa.

CORREOS CON GOIRIGOLZARRI, CANO O GORTARI

La Sala se alinea ahora con la posición de Béjar y, además de instar al juez a que permita el acceso a los correos con las 12 personas propuestas, se le «facilite con las medidas de seguridad» que el magistrado considere oportunas una copia de los correos y agendas cuyos originales se encuentran a disposición del instructor.

Los magistrados justifican su criterio asegurando que, estando la causa abierta y en trámite de instrucción, «no puede considerarse que de accederse a esta petición ampliatoria de la parte apelante se pudiera generar una dilación indebida del procedimiento que vulnere los derechos constitucionales de las partes».

Entre esos correos se encontrarían los que intercambió con ex Consejero Delegado José Ignacio Goirigolzarri, el ex CEO Ángel Cano, el que fuera jefe de Riesgo Corporativo Manuel Castro, el jefe de auditoria interna de BBVA, Joaquín Gortari, el que fuera jefe de seguridad de la entidad Julio Corrochano o con la directora del departamento jurídico María Jesús Arriba de Paz.

LA SALA YA CORRIGIÓ AL JUEZ PREVIAMENTE

Este auto de la Sala se enmarca en la pieza 9 de la macrocausa ‘Tándem’, en la que Manuel García Castellón investiga los diversos trabajos realizados por el comisario jubilado José Manuel Villarejo para el BBVA.

Fue el pasado mes de septiembre cuando el juez autorizó a Béjar el acceso a sus correos corporativos, unos meses después de que la Sala corrigiese al magistrado, que inicialmente rechazó conceder esta petición.

Béjar, imputado en esta causa, alegaba que la denegación del acceso a esos documentos –en un principio quería poder tener acceso a todos sus correos en BBVA y DCN, y a agendas de sus secretarias– infringía los artículos 118 y 311 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en relación con el artículo 24.2 de la Constitución. Y destacaba que había resultado incriminado a raíz de una información que aportó el banco a la causa cuando la instrucción estaba secreta y antes de que la propia entidad bancaria fuera imputada.