Quantcast

Cómo saber si tu bebé es niño o niña

Si estás embarazada y aún no sabes si el bebé es niño o niña, aquí aprenderás a saber como detectar si es varón o hembra para que puedas preparar la habitación y tenerle la ropa lista sin temor a equivocarte. También puedes encontrarle un nombre adecuado, ya que no es siempre fácil, porque seguramente querrás que tenga un significado, y además, estás consciente de su importancia, puesto que le acompañará para toda su vida.

Aprenderás métodos caseros; y también los mejores métodos comprobados científicamente; pero deberás intentar las dos formas y confirmarlo luego con los resultados del médico para saber si funcionan, o son puro mito. 

Niña o niño ¿Cómo saberlo?

Cómo saber si tu bebé es niño o niña

La gran ilusión de la familia es saber cuál es sexo del bebé; quien será el nuevo miembro de la familia. Este importante dato lo podrás conocer a ciencia cierta a los tres o cuatro meses de embarazo, mientras tanto todo será una sorpresa.

Aunque hay muchos padres que no quieren saber que sexo es el bebé; la gran mayoría si desea saberlo con tiempo de sobra para preparar el cuarto, comprarle ropa, etc. Y la familia también quiere estar lista para celebrar ese nacimiento.

También te puede interesar: El motivo por el que no puedes escoger el sexo de tu bebé

Estos métodos forman parte de las tradiciones y son más un juego que una evidencia científica.

antojos

Latido del corazón: Se tiene la creencia de que el corazón de las niñas producen más latidos cardiacos que el varón; por lo tanto, si está a más de 140 latidos por minutos, es hembra. Esto lo puedes saber cuando vayas a la consulta.

Antojos: La creencia popular supone que, si la madre tiene antojos dulces, es porque el bebé era niña. Por el contrario, si sus antojos son salados, será varón.

Test de la col roja:  Para esta prueba hierve una col, guarda el agua de la cocción, luego la llevas al baño y mézclala con unas gotas de tu orina. Una vez que la orina entra en contacto con la infusión de col roja, esta cambiará su tonalidad. Si es morado quiere decir que es niño; en cambio, si la solución se vuelve rosada, quiere decir que es hembra.

Náuseas matutinas: Aunque las náuseas por las mañanas son un síntoma muy común y varía de persona en persona; en años anteriores era indicativo de que el bebé es niña si las náuseas eran intensas y si este síntoma no estaba presente era varón.  

La forma de la barriga: Siempre ha existido la creencia de parte de las abuelas que la forma de la barriga de la madre puede predecir el sexo del bebé. Según la tradición, si es redonda será niña, y si es en punta, tendrás un niño. 

El vello en las piernas: Se piensa que si el pelo crece en las piernas o en otras partes de tu cuerpo durante el embarazo de manera más rápida de lo acostumbrado, es porque esperas un niño; ya que tienes un extra de testosterona.

El color de tus pezones: Si tus pezones se vuelven más oscuros durante los primeros meses de embarazo; dice la leyenda que puede ser porque estás esperando un niño. Si no cambian de color, es una niña.

También te puede interesar: El sexo del feto puede influir en la respuesta inmunitaria materna frente a la COVID-19

Métodos basados en pruebas científicas para saber el sexo del bebé

ecografía

La amniocentesis:  Es una prueba algo invasiva que consiste en extraer un poco de líquido amniótico; este se encuentra en la placenta con el bebé. La prueba se realiza mediante una aguja que se inserta a través del ombligo de la madre; con este estudio, además del sexo, se puede detectar otra serie de problemas congénitos como el síndrome de Down.  

La ecografía: Es el método más usado para determinar el sexo del bebé. Es un estudio muy fácil de realizar, no es invasivo ni doloroso y se puede determinar a partir de la semana 20 de gestación. En este estudio, puedes ver el desarrollo general del feto.  

El análisis de sangre:  Es un método habitual para determinar el sexo del bebé. Consiste en analizar una muestra de sangre de madre; en la que se analiza específicamente el  ADN que proceden del feto. Luego de 7 semanas de gestación, se pueden encontrar fragmentos en la sangre de la madre; estos, se encuentran en cantidades suficientes para determinar el sexo del bebé. 

La tabla china: Según se indica, la tabla era la tradición ancestral que empleaban en China para determinar el sexo de los bebés. Esta consistía en unos cálculos en los que se tomaban en cuenta la edad de la madre y el mes en el que fue concebido el bebé. Según el resultado de unos cálculos, estos dictaban cuál seria el sexo del bebé; sin embargo, no se tienen registros de sí los resultados fueron acertados o no.  

La biopsia corial: Es un examen algo doloroso e invasivo; el cual  se indica  para diagnosticar trastornos genéticos. Esta biopsia se efectúa durante el tercer mes del embarazo y consiste en extraer una muestra del tejido que rodea al feto y la placenta.