lunes, 17 junio 2024 11:39

Mechaal y Peleteiro se quedan sin medallas en una jornada de récord para Yulimar Rojas

Los atletas españoles Adel Mechaal, en 3.000 metros, y Ana Peleteiro, en triple salto, han terminado séptimo y octava, respectivamente, en sus finales del Mundial en pista cubierta de Belgrado, en una jornada en la que el relevo masculino 4×400 m consiguió el pase a la final y en la que la venezolana Yulimar Rojas destrozó el récord del mundo ‘indoor’ de triple salto.

Mechaal, plusmarquista europeo de la distancia, peleó hasta el final por las medallas en la final de 3.000 metros; en una carrera lenta, que pasó el 2.000 en 5:15, el catalán se situó en el grupo de cabeza, pero cedió en la última vuelta ante el arreón de los etíopes Selemon Barega y Lamecha Girma, primero y segundo respectivamente.

Así, paró el crono en 7:43.60, a un segundo y medio del podio, pero no pudo mejorar el quinto puesto logrado en los Mundiales en pista cubierta de hace cuatro años en Birmingham (Reino Unido).

Por su parte, la medallista de bronce olímpica Ana Peleteiro no pudo revalidar el bronce de la cita inglesa y quedó octava en una final en la que realizó tres saltos por encima de 14 metros -dos de ellos superando la anterior mejor marca española de la temporada-.

La gallega arrancó el concurso con 14.30 metros y no consiguió superar posteriormente la barrera de los 14 metros y medio que daba pie a la lucha por las preseas. En su segundo intento se fue hasta los 14.08 metros, antes de hacer un nulo que repitió en el quinto. Los 14.25 del cuarto salto y los 13.60 del sexto no bastaron para meterse en la pelea.

La gran protagonista de la competición en el Stark Arena fue la venezolana Yulimar Rojas, vigente campeona olímpica, que, con el oro ya garantizado, esperó hasta el último salto para firmar una espectacular marca de 15,74, 31 centímetros mejor que el anterior récord ‘indoor’ y siete que el absoluto.

EL 4X400 PASA A LA FINAL Y ASIER MARTÍNEZ, A ‘SEMIS’ EN 60 M VALLAS

Mientras, el relevo español masculino de 4×400 metros, formado por Bruno Hortelano, Iñaki Canal, Manuel Guijarro y Bernat Erta, se garantizó el pase a la final después de ganar su serie en las eliminatorias con un tiempo de 3:06.98 -tercera mejor marca española de la historia, y la mejor realizada desde el récord de España de Glasgow 2019 (3:06.32)-.

Hortelano terminó primero la primera posta (46.87), por delante del tricampeón mundial Pavel Maslak, y Canal, Guijarro y Erta defendieron el liderato de España en la carrera. Ahora, se enfrentarán en la final a Bélgica y Países Bajos, los ganadores de las otras dos series, y a Polonia, Gran Bretaña y República Checa.

El relevo 4×400 m femenino, integrado por Sara Gallego, Geena Stephens, Carmen Avilés y Laura Bueno, no estará en la final tras acabar quinto en la primera serie con un tiempo de 3:34.92, que a pesar de todo es la segunda mejor marca española de la historia y la más rápida en los últimos 31 años desde el récord de España de 3:31.86 en el Mundial de Sevilla 1991.

Por último, el campeón de España de 60 metros vallas Asier Martínez selló su pase por tiempos a semifinales de la modalidad, mientras que Enrique Llopis quedó eliminado en esta primera ronda.

El navarro terminó su serie cuarto con un tiempo de 7.67, logrando el billete a la siguiente ronda con el decimoquinto mejor crono de todos los participantes. El valenciano, que sufrió un esguince en el tobillo el domingo anterior a viajar a Belgrado, fue sexto en su carrera (7.76).