Quantcast

Españoles prefieren préstamos rápidos que convencionales

Muchos emprendedores encuentran en la falta de recursos económicos y apoyo financiero la mayor dificultad a la hora de iniciar una actividad. Damos algunos consejos

El emprendimiento está cada vez más instalado en España. Ya sea por necesidad o por que realmente es una opción de preferencia por los españoles, lo cierto es que el número de autónomos creció durante el año pasado a pesar de la pandemia con 55.000 altas nuevas, mientras que el número de nuevas sociedades mercantiles alcanzó el récord desde 2008 con 101.134 nuevas sociedades, lo que supuso un incremento del 27,7 por ciento con respecto a 2020, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Una opción, la de emprender e iniciar un negocio, que no es nada sencilla. Sobre todo por motivos económicos. Y es que la falta de recursos económicos y apoyo financiero la mayor dificultad a la hora de iniciar una actividad. Sobre todo cuando la persona acude a una entidad bancaria, donde se suele dar mayor importancia a las garantías y avales que a la viabilidad del proyecto en sí.

Esta situación limita en gran medida las posibilidades de creación y consolidación de muchos proyectos. Por ello, vamos a ver qué opciones de financiación existen a las tradicionales y cómo los préstamos rápidos se están convirtiendo en una opción cada vez más popular entre los emprendedores a la hora de acceder a dinero de una forma sencilla y rápida.

Principales necesidades a la hora de crear un proyecto empresarial

El punto de inicio de cualquier iniciativa empresarial está ligado a la determinación de una inversión inicial, lo que normalmente está unido al acceso de financiación. Por ello, todo emprendedor suele haber realizado previamente un proyecto de financiación para conocer cuál es la inversión necesaria y un plan de negocio que determine la viabilidad económica de la actividad empresarial.

Una vez que tenemos esto en cuenta debemos ver cuál es la etapa de crecimiento de la empresa. En función de esta existen diferentes opciones como que pueden ayudar a poner en marcha la actividad o a consolidarse a través de recursos como son las pólizas de crédito, préstamos, descuento de efectos comerciales y de otro tipo de operaciones como el leasing, el renting, el factoring, el confirming o el forfaiting. Asimismo, también es posible optar por otras posibilidades de financiación y que pueden estar cubiertas por familia, amigos y otros (family & friends & fools), Business Angels, Capital Riesgo, salida a nuevos mercados, etc.

Sin embargo, para la mayoría de las empresas acceder a este tipo de financiación es prácticamente imposible o, por el contrario, no quieren colocar en un compromiso a sus familiares a la hora de pedirles que le presten el dinero. Es en esta situación, donde el dinero urge, donde los préstamos rápidos se convierten en una opción muy interesante para el emprendedor.

De hecho, destaca que, en la actualidad, se aprueban en España un 90% de las solicitudes de créditos rápidos online. La media de edad del cliente que solicita este tipo de préstamos está en los 41 años, con una franja que oscila por lo general entre los 23 y los 45 años. En cuanto a su situación profesional, los empresarios cada vez solicitan este tipo de préstamos al situarse en el tercer puesto, por detrás de los asalariados y los pensionistas.

Limitar los efectos de la inflación

La previsión de inflación a la que el mundo entero se enfrenta por el contexto internacional está yendo unida a un aumento en los tipos de interés, tal y como acaba de hacer la FED en Estados Unidos con un incremento del 0,25%. Una situación que está yendo unida, al mismo tiempo, a un incremento del tipo de interés que llegará más pronto que tarde a España y que afectará directamente a todos los préstamos al encarecer los mismos.

Este incremento se puede superar por medio de la solicitud de los préstamos rápidos, ya que el tipo de interés no está ligado al Euríbor y se firma un acuerdo particular entre la empresa de concesión de créditos online y la persona que solicita el mismo.  Un acuerdo que es muy sencillo de cerrar como pone de manifiesto, tal y como hemos señalado, que se suelen conceder el 90% de las peticiones.

Para hacer estos trámites las empresas que prestan el dinero realizan una breve comprobación de los datos personales de los solicitantes y de sus ingresos, ya que estas empresas requieren que el solicitante adjunte documentos que demuestren que cuentan con unos ingresos mensuales recurrentes con los que poder devolver el crédito rápido.

El trámite, además, se hace de forma digital sin necesidad de desplazamientos. De este modo y con una simple conexión a internet es posible acceder a un préstamo rápido. El usuario tan sólo tiene que rellenar un formulario, aceptar las condiciones establecidas en el contrato y demostrar que es mayor de edad y que tiene unos ingresos recurrentes.