Quantcast

La mujer que apareció muerta en el punto limpio de O Carballiño deambulaba desorientada por la autovía

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Ourense investiga la muerte de la vecina de O Carballiño cuyo cadáver fue descubierto en la madrugada del sábado al domingo en el punto limpio de la villa ourensana, horas después de que fuese sorprendida cuando deambulaba desorientada por la autovía.

Según han explicado fuentes consultadas, el cuerpo de la mujer, de nacionalidad brasileña y de 38 años de edad, presentaba «golpes», pero hasta la fecha no han trascendido los resultados de la autopsia que determinarán si estos están relacionados con la muerte o con el traslado del cuerpo al lugar.

La Guardia Civil, que investiga los hechos, no descarta por el momento ninguna hipótesis en el marco de las actuaciones abiertas, que están declaradas secretas.

Fuentes consultadas han confirmado que la mujer estaba en situación legal en España y trabajaba en un club, pero en la actualidad ya no ejercía la prostitución.

En la misma tarde del sábado, en torno a las 16,30 horas, la Guardia Civil de Tráfico localizó a una mujer, de la misma nacionalidad y de la misma edad, deambulando desorientada y en pijama por la AG-54, la autovía que une las localidades de Maside y O Carballiño.

La mujer, en un primer momento, intentó escapar de los agentes, quienes llamaron a una ambulancia que la trasladó al centro de salud de la villa. A su vez llamaron a la Policía Local para que colaborase en la identificación. No fue necesario, en el centro de salud se identificó correctamente y, tras un par de horas, abandonó el edificio.

La Comandancia de Ourense traslada que el Instituto Armado ha iniciado una investigación en la que «no se descarta ninguna hipótesis». La Policía Judicial está a la espera de lo quedetermine la autopsia, que se le realizó el domingo, para avanzar en la investigación que se encuentra bajo secreto.

HALLAZGO

El hallazgo lo realizó un operario del servicio de recogida de basura durante el turno de noche, cuando vaciaba un camión en la planta de residuos, aunque en un primer momento creyó que se trataba de un maniquí.

De las diligencias en relación con la muerte se ha hecho cargo el Juzgado de O Carballiño.