Quantcast

La nueva desaladora de Puerto Naos permitirá bombear más de 12.000 metros cúbicos de agua de riego al día

El consejero de Aguas del Cabildo de La Palma, Carlos Cabrera, ha avanzado este lunes que la instalación de una nueva desaladora en Puerto Naos, por parte del Gobierno de Canarias, permitirá bombear más de 12.000 metros cúbicos diarios de agua de riego.

De esta forma, señala, la zona costera tendrá una aportación suficiente unida a la que se encuentra situada en la balsa Cuatro Caminos, que cuenta con otra aportación suficiente a través de otra de las obras de emergencia que ha ejecutado el Consejo de Aguas.

El consejero recuerda que ya se ha hecho la propuesta de trazado de la nueva conducción costera desde el norte hacia el sur de la isla por la zona de la fajana para permitir trasladar agua que actualmente no se puede explotar y así eliminar de la zona de Puerto Naos la infraestructura productora de agua.

«Estamos en el proceso de viabilidad técnico-científica del trazado y las autorizaciones administrativas pertinentes para iniciar la ejecución que tiene un plazo previsto de seis meses», detalla Cabrera.

Asimismo, comenta en una nota que con los trabajos para ejecución del anillo insular se está «dando respuestas de emergencia» para el riego y el abastecimiento domiciliario de las Manchas, El Remo, Puerto Naos y La Bombilla.

«El objetivo de poner en marcha esta obra es irrenunciable por su carácter estructurante después de tantos años de desidia y sin propuesta alguna para su ejecución», remarca el consejero.

Cabrera apunta que con las obras de emergencia más la aportación de agua potable desde el puerto de Tazacorte se ha permitido el mantenimiento de muchas fincas de la zona de la costa del Valle afectadas por el volcán.

«Además, como reconocen los propios técnicos y agricultores que han utilizado este recurso y que, además, es ratificado por los análisis de ese agua de riego, la misma posee unas condiciones muy aptas para el riego de las fincas», señala el consejero, quien añade que «esta agua cumple con todos los parámetros y ha beneficiado a un conjunto de agricultores que han querido consumirla para mantener sus fincas».

El consejero indica también que es verdad que algunas fincas «no han sobrepasado el calor, las cenizas, la falta de oxígeno y los gases y esa situación ha provocado un estrés en las plantas insuperable, pero otras han conseguido, con la ayuda del riego, mantenerlas».

Según Cabrera, «es evidente que esta ayuda pública, pese a algunos que desinforman permanentemente, ha logrado que muchas plantaciones superen con dificultades esta situación inesperada mientras que otras, tanto en esa zona como en Fuencaliente, que reciben agua a través del Canal LPI, no han podido sobrevivir».

En esa línea, insiste en que con esta medida se da respuesta a la demanda de las más de 2.000 personas que durante estos meses han solicitado el acceso por vía terrestre y marítima a las fincas de la costa del Valle para poder mantener el riego en sus cultivos.

Asimismo, subraya que se continúa trabajando para dar respuesta a la demanda del sector primario insular posibilitando su transporte hasta sus fincas, poniendo agua a su disposición y estableciendo acompañamientos.