Quantcast

Barcelona impulsa un servicio telefónico para asesorar en reclamaciones por «desatención bancaria»

El Ayuntamiento de Barcelona, a través de la Oficina Municipal de Información a las Personas Consumidoras (OMIC), ha puesto en marcha el ‘Teléfono contra la Desatención Bancaria’, una línea directa de atención a las personas afectadas por la reducción de cajeros automáticos de las entidades bancarias y la carencia de atención presencial en sus oficinas.

Lo han explicado este lunes en rueda de prensa el primer teniente de alcalde del consistorio, Jaume Collboni; la concejal de Comercio, Mercados y Consumo, Montserrat Ballarín; y el concejal de Personas Mayores, Joan Ramon Riera.

Collboni ha recordado que el Ayuntamiento ya hace meses que pidió reuniones con bancos para hacer frente a la situación y puso equipamientos municipales a su disposición para que instalen sus cajeros y ha lamentado que estas conversaciones avancen «demasiado lentamente».

«No es suficiente con las medidas que están adoptando las cajas o los bancos de sólo ampliar horarios o reforzar personal, el problema que tenemos en Barcelona es un problema de presencia física de los cajeros automáticos, en algunos barrios de la ciudad especialmente, que insisto que son los barrios populares mas vulnerables», ha dicho.

Asimismo, ha explicado que el número de cajeros automáticos en la ciudad antes de la pandemia de la Covid-19 era de 1.214 y que esa cifra en 2021 se ha reducido a 717, lo que supone una disminución del 40%.

Además, ha avanzado que están trabajando en un mapa con necesidades de cada barrio para ofrecérselo a los bancos como estudio previo a la implantación de cajeros

EL SERVICIO

El nuevo servicio va dirigido a todas las personas con domicilio en la ciudad y, en especial, a aquellas mayores y afectadas por la brecha digital que quieran presentar una queja a las entidades bancarias en relación con esta problemática; además, si se solicita atención presencial para hacer la queja, se da día y hora para asistir a la OMIC.

Mediante estas llamadas se les ofrecerá información y asesoramiento sobre sus derechos de consumo, sobre cómo hacer la queja o reclamación en las entidades bancarias y posteriormente, si es el caso, en el Banco de España.

También se recogerán los datos y casuísticas de las personas afectadas, las zonas y barrios con menos o ningún servicio de cajeros y las diferentes prácticas de los servicios de los bancos que puedan vulnerar los derechos de los consumidores.

La información recogida se trasladará a los órganos competentes para que puedan llevar a cabo las acciones necesarias respecto a este servicio básico recogido en los derechos de las personas consumidoras y en concreto las más vulnerables.

El servicio puede solicitarse a través del teléfono 934027594 de lunes a viernes de 9 a 18 horas y Riera ha emplazado a la ciudadanía a usarlo para poder tener un buen diagnóstico de la situación, asegurando que exigir una «banca kilómetro cero» no es soñar despierto, porque era una realidad antes de la pandemia.

GUÍA DE CONSUMO

Por otro lado, desde la misma OMIC próximamente se pondrá a disposición de la ciudadanía una guía de ‘Consejos básicos de consumo para las personas mayores’, que se podrá consultar en línea y se distribuirá en papel en los equipamientos de gente mayor de la ciudad para ayudar a este colectivo a consumir con seguridad y defender sus derechos en materia de consumo.

«Todos como personas consumidoras tenemos derechos, pero también debemos recordar que tenemos poder», ha dicho Ballarín, y ha argumentado que colectivamente pueden hacerse cambiar estas relaciones de consumo para hacerlas más justas.