Quantcast

Asturias observa un repunte de casos que podría estar relacionado con la celebración del carnaval

El consejero de Salud, Pablo Fernández ha indicado este lunes que si bien se ha constatado una tendencia de bajada de incidencia de la sexta ola, la que más impacto ha tenido en el Principado en lo que al número de casos se refiere, hay que ser cautos porque a pesar de la tendencia global descendente se está observando un repunte de casos que, aunque no sea tan importante como en otras CCAA, puede ser consecuencia del aumento de la interacción social ocasionada por la celebración de los carnavales y también a la relajación en el cuidado de las medidas de protección.

Fernández ha comparecido en la Junta General para dar cuenta de medidas aprobadas en el consejo de gobierno del 4 de marzo para adaptarse a la evolución de la pandemia y de los principales indicadores en la región, que sitúan a Asturias en un nivel de alerta medio.

«La situación no deja de ser todavía preocupante y por ello hay que pedir prudencia y responsabilidad, debemos seguir atendiendo a las recomendaciones de los técnicos para lograr el mejor escenario posible«, ha indicado el consejero, que ha añadido que en esa línea van el plan de contingencia que ha aprobado el Principado con algunas medidas que se mantienen y otras que decaen.

Así ha explicado el plan de contingencia que mantiene activo el Gobierno asturiano y que busca «básicamente adaptarse a la nueva situación de la pandemia desde dos aspectos: las propias características del propio virus y sus mutaciones y por otra la nueva situación en cuanto a la cobertura vacunacional«.

En este sentido ha destacado la especial relevancia que adquiere la vigilancia epidemiológica, el tener un muy buen control de los espacios vulnerables y el tener la capacidad de secuenciación necesaria para poder detectar nuevas variantes que son las que conllevan nuevas ondas epidémicas.

MASCARILLAS INTERIORES

Preguntado por la decisión de eliminar el uso de mascarillas en interiores, el consejero ha indicado que por el momento «no hay ninguna novedad que pueda comentar» sobre una cuestión que los técnicos aún siguen estudiando.

Otro de los cambios pasará por dejar de ofrecer diariamente, a partir de esta semana, los datos de incidencia y pasar a comunicarlos dos veces por semana, aunque los técnicos siguen monitorizando los datos día a día.

También han detallado en la comisión que hace ya unas semanas que se recuperó la red centinela de la gripe que existía antes de la Covid y se trabaja ya en la ampliación de dicha red para que sirva también para la monitorización de todas las enfermedades respiratorias, entre ellas también el coronavirus.