Quantcast

Valencia ha atendido ya a 2.000 refugiados ucranianos y ha alojado a 400

El Ayuntamiento de València ha atendido ya a 2.000 personas refugiadas de Ucrania, y ha dado alojamiento a 400 de la primera llegada de ciudadanos y ciudadanas ucranianos que huyen de la guerra, según han informado fuentes municipales.

El Centro de Coordinación Operativa Municipal, CECOPAL, presidido por el alcalde, Joan Ribó, se ha reunido este viernes para establecer las pautas, necesidades y previsiones de los servicios municipales competentes ante las previsibles nuevas llegadas.

Al respecto, la concejala de Cooperación, Maite Ibáñez, y el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, han señalado las acciones realizadas hasta el momento, y han detallado las iniciativas que se plantean.

El alcalde, Joan Ribó, ha instado a todas las concejalías y servicios municipales para que cuantifiquen las necesidades que van a tener en las próximas semanas, de cara a dar una respuesta a las necesidades de asistencia y acogida, y establezcan sus necesidades presupuestarias para ello.

El Ayuntamiento ya ha anunciado que movilizará una partida de un millón de euros para dar respuesta a estas necesidades de la llegada de refugiados, una partida que se habilitará en el menor tiempo posible, en la primera modificación de créditos que se lleve a cabo.

El concejal Aarón Cano ha explicado que la solidaridad de la ciudadanía y entidades a título privado puede vehicularse a través de la Policía Local de València, que recogerá y derivará a los cauces de la Generalitat el envío de material a Ucrania y a las fronteras del país donde se recibe a las personas refugiadas en primera instancia.

Por su parte, Maite Ibáñez ha señalado que el ritmo cambiante del conflicto bélico hace que la llegada de personas sea «irregular» y con «una tipología muy específica», lo que exige que se disponga tanto de espacios de primera atención como de larga estancia, con las consiguientes necesidades de escolarización, sanidad, idioma y seguridad.

Por su parte, la concejala de Bienestar Social, Isabel Lozano, ha señalado la importancia de sistematizar la información a la ciudadanía de una manera «clara y definida», y ha expuesto las herramientas municipales de atención social disponibles, desde espacios de acogida hasta prestaciones económicas.

También han intervenido diferentes responsables técnicos de los servicios municipales, quienes han abordado otros aspectos asociados a la llegada de las personas refugiadas a medio plazo, como relación y convivencia, cuarentenas por covid, o atención veterinaria, entre otros.

VALÈNCIA, CIUDAD DE ACOGIDA

Al término de la reunión, el alcalde, Joan Ribó, ha explicado que la situación de la llegada de personas desde Ucrania «es muy cambiante, crecen las necesidades, se multiplican, y además València está en plena celebración de las Fallas». Por eso -ha añadido- hay que trabajar de manera muy coordinada, desde los valores de la solidaridad y la defensa de la paz».

«València es una ciudad de acogida, como está demostrando desde el minuto uno, y nuestra respuesta ha de continuar siendo eficaz, según las necesidades de cada momento».