Quantcast

Tamara Falcó e Íñigo Onieva siembran la duda sobre un posible embarazo

Es innegable. Tamara Falcó está atravesando por el momento más dulce de su vida. Si a nivel personal no puede estar más enamorada de Íñigo Onieva, con quien después de año y medio de amor reconoce que han encontrado un equilibrio que no la puede hacer más feliz, a nivel profesional no deja de sumar éxitos en todos los terrenos.

Así, además de triunfar en televisión con ‘El Hormiguero’ y estar inmensa en el rodaje de su propio reality en Netflix, «La Marquesa», la hija de Isabel Preysler debutaba hace unos meses con su primer libro de cocina, «Las recetas de casa de mi madre» y acaba de diseñar su propia colección de joyas con Tous.

Una gran etapa a la que podría poner el broche de oro pasando por el altar con el empresario o convirtiéndose en madre por primera vez a los 40 años. «Muchas gracias, esperando a ver qué pasa» ha confesado sincera cuando le hemos comentado que lo único que le falta en este momento tan especial de su vida es anunciar embarazo.

Una frase que ha desatado todas las especulaciones acerca del importante paso que podrían dar Tamara e Íñigo en su relación y que la socialité ha pronunciado durante la entrega de los Premios Elle a las mujeres más relevantes en la actualidad.

Radiante con un sofisticado traje sastre en color arena con el que nos ha dado una nueva lección de elegancia, la Marquesa de Griñón nos ha hablado, con el corazón en la mano, de la clave de su felicidad con el ingeniero, del que no puede hablar sin que se le dibuje una gran sonrisa que refleja lo feliz que le hace.