Quantcast

Qué es una zona de exclusión aérea

Es una medida que acaba de ser implementada en contra de Rusia, debido al conflicto armado ocurrido entre Rusia y Ucrania, y seguramente lo has escuchado mucho estos días, pero es probable que no sepas concretamente de qué se trata y que puede ser implementada en escenarios y por razones absolutamente diferentes a convertirse en una medida en contra de un país.

Seguro que no sabías que Machu Picho está declarada como una zona de exclusión aérea, y la razón no tiene nada que ver con un conflicto armado, sino con la protección de los monumentos arqueológicos que en ella se encuentran y que son patrimonio de la humanidad, igualmente, razones sanitarias podrían justificar la declaración de una zona de exclusión aérea, para evitar que se propague un virus.

De hecho, si esta medida se hubiera adoptado a tiempo, es posible que muchos países se hubieran podido resguardar de los graves efectos provocados por el Covid-19, y de todas maneras tuvieron que suspenderse los vuelos en prácticamente toda Europa, al no tomar en serio las consecuencias que este virus efectivamente provocó. ¿Te das cuenta de la cantidad de situaciones en la que esta medida se puede implementar? Sigue leyendo para que te enteres de más cosas.

¿De qué se trata una zona de exclusión aérea?

¿De qué se trata una zona de exclusión aérea?
Early morning in wonderful Machu Picchu

Tal como su nombre lo indica, se trata de declarar que no es posible volar sobre un determinado espacio aéreo, por eso también se la conoce como zona prohibida para el vuelo de aviones, y tal medida puede ser implementada por el propio Estado que ejerce la soberanía sobre el espacio aéreo excluido, como por imposición de otros Estados, como medida de represalia o como medida de protección.

Aunque en la generalidad de los casos, este tipo de medidas de exclusión aérea son tomadas por el propio Estado interesado en la protección de determinados espacios de su territorio, por causas muy diversas, como puede ser mantener inalterados los espacios naturales, como ha hecho España, proteger monumentos arqueológicos como hicieron Perú y México, o por razones sanitarias, como recientemente ocurrió con la pandemia del Coronavirus.

¿Cuál es la causa de decretar una zona de exclusión aérea?

Como hemos podido explicar antes, las causas pueden ser diversas, las más comunes de tipo ecológico, pero también pueden ser dictadas por razones de necesidad militar, así como también para el resguardo de la seguridad pública, aunque ahora hemos visto que se pueden decretar como medida de coerción en contra de un país para que abandone un conflicto armado, como ha pasado recientemente con Rusia.

¿Quién puede dictar esta clase de medidas?

Aunque se ha hecho poco uso de la misma, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tiene competencia para dictarla, pero también se trata de una medida que puede ser adoptada de manera unilateral, incluso sin el consentimiento del Estado cuyo espacio aéreo se quiere excluir, con fundamento en tratar de impedir que se emplee aviones militares para bombardear a la población civil o, por el contrario, para impedir que lleguen los suministros que una determinada facción necesita, o para preservar los monumentos que se encuentran en un determinado espacio,

Un ejemplo de ello, durante la segunda guerra mundial, fue que Hitler, luego de invadir Francia, declaro a la ciudad de París como zona de exclusión aérea para sus bombarderos, para poder preservar los monumentos históricos y arquitectónicos que allí se encuentran.

De modo que puede ser dictada con fines de protección o de retaliación, por lo que es una medida ambivalente, que puede resultar de mucha utilidad o que puede causar un daño tremendo, dependiendo del punto de vista y de a quienes beneficie la misma.

¿Dónde se encuentra regulada esta clase de medidas?

¿Dónde se encuentra regulada esta clase de medidas?

Las declaratorias de zonas de exclusión aéreas están reguladas por la Convención sobre Aviación Civil Internacional del año 1944, en la cual se encuentran definidas las características esenciales de las reglas que todos los Estados que son ratificantes de dicha Convención tienen que aplicar para que se declare una zona determinada como excluida del tráfico aéreo convencional. Aunque se deja a cada ordenamiento jurídico interno el desarrollo de las normas que van a delimitar y regir la zona de restricción aérea y en qué condiciones.

Pero, en líneas generales, esa Convención establece que los Estados miembros tienen el derecho a restringir o a prohibir el tráfico aéreo en determinadas porciones de sus territorios por razones militares estratégicas, como es el caso del entrenamiento de los pilotos, que fue la justificación para el ataque al Boeing de Malaysia en el año 2014, o por causas de seguridad nacional, como ocurrió con la erupción del volcán de La Palma, aunque es muy usual que también se empleen para proteger espacios con fines ecológicos o patrimoniales.

Aunque también se exige en dicho tratado que las zonas de exclusión aéreas deben poseer una situación y extensión que sea razonable, de modo que no se entorpezca de manera innecesaria el tráfico aéreo y se obliga a los Estados miembros que las dicten a mantener informados a los demás países y a la Organización de Aviación Civil Internacional de las medidas que adopten en tal sentido y de sus modificaciones, si las hubiere.

¿Cuánto tiempo duran estas medidas?

Eso va a depender de la causa que haya motivado la exclusión del tráfico aéreo. En el caso de Machu Pichu o de zonas protegidas por causas ecológicas, se entiende que durarán por siempre, o por lo menos, mientras Machu Pichu o la zona protegida subsista. Pero es posible dictar este tipo de medidas con una duración limitada, incluso a unos días, por razones excepcionales, como hizo Estados Unidos cuando ocurrió el atentado contra la Torres Gemelas.

Ahora bien, cuánto tiempo puede durar un decreto de exclusión aérea dictada por un Estado en contra de otro, por causa de represalias, mientras se está desarrollando un conflicto armado, eso sólo nos lo pueden indicar los antecedentes previos que hayamos tenido, y todo parece apuntar a que su duración va a depender de lo que dure la causa de la represalia.

En todo caso, lo que podemos afirmar es que hacía mucho tiempo que una medida de este carácter no se había dictado por un tercer Estado, en contra de la voluntad del Estado cuyo espacio aéreo se pretende restringir, como tampoco conocemos concretamente qué medidas puede tomar el Estado que acordó la exclusión del espacio aéreo de otro Estado, en caso de que la misma no sea respetada.