Quantcast

Alstom se adjudica el suministro de 37 trenes para la Línea 7 del Metro de Santiago de Chile por 355 millones

Alstom se ha adjudicado un contrato de 355 millones de euros para proveer de 37 trenes Metropolis a la Línea 7 del Metro de Santiago de Chile, por un lado, y proporcionar su sistema de señalización Urbalis CBTC durante 20 años, por el otro, según ha informado en un comunicado.

La compañía ha destacado que los nuevos modelos, combinados con el sistema de señalización CBTC, ayudarán a optimizar la capacidad, el rendimiento y la eficiencia de la nueva Línea 7 del Metro de Santiago, cuya inauguración está prevista para finales del año 2027.

«Nuestros trenes y sistema de señalización no solo mejorarán la calidad de la movilidad y el transporte en Chile, al garantizar un transporte confiable, seguro y accesible, sino que también brindarán a la ciudad de Santiago una alternativa eficiente y respetuosa con el medio ambiente en el transporte terrestre para millones de pasajeros», ha resaltado el director general de Alstom en Chile, Denis Girault.

Cada uno de los 37 trenes Metropolis automáticos de 102 metros de largo tendrá capacidad para transportar hasta 1.250 personas. Los coches contarán con cuatro puertas anchas a cada lado para facilitar la entrada y salida de los usuarios, pasillos anchos y pasarelas abiertas entre los vagones para garantizar el movimiento de los pasajeros dentro y entre los carros.

Los trenes Metropolis de Santiago también contarán con aire acondicionado, además de con un sistema avanzado de información para pasajeros que incluye datos sobre la ruta y sobre las estaciones.

Con respecto a las funciones de seguridad, la red contará con cámaras externas de alta resolución e intercomunicadores que mantienen la comunicación de los usuarios con el centro de control.

Alstom fabricará los nuevos trenes en su planta de Taubaté (Brasil), y se espera que los primeros vagones se entreguen en 2025. De su lado, la empresa distribuirá su sistema de señalización Urbalis CBTC en los 26 kilómetros de la nueva línea.

La compañía también integrará medidas avanzadas de ciberseguridad ferroviaria para mejorar la protección de los sistemas de control de trenes de la Línea 7, tanto para trenes como para señalización.

Actualmente en construcción, la Línea 7 del Metro de Santiago tendrá 26 kilómetros de longitud y 19 estaciones. Las zonas por las que atravesará son Renca, Cerro Navia, Quinta Normal, Santiago, Providencia, Vitacura y Las Condes. De estas siete, tres se incorporan por primera vez a la red de Metro (Renca, Cerro Navia y Vitacura), beneficiando a una población estimada de 1,365 millones de habitantes.

Cuando la Línea 7 esté operativa, el tiempo de viaje esperado entre las futuras estaciones se estima que sea de 37 minutos, lo que significa una reducción de tiempo de traslado del 54% con respecto de lo que tarda hoy a través del sistema de buses. La inversión en esta línea de metro asciende a 2.528 millones de dólares (2.309 millones de euros).