Quantcast

Calviño y Lindner coinciden en dar una respuesta «unida y coordinada» en la UE contra el alza de la energía

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, han coincidido en la necesidad de abordar una respuesta europea conjunta contra el alza de precios de la energía, con medidas como limitar los precios, y han coincidido en destacar el «potencial» de España desde el punto de vista de la capacidad de regasificación.

En una rueda de prensa conjunta tras una reunión celebrada en Madrid, ambos ministros han querido destacar la «unidad y determinación» de los socios europeos para hacer frente al ataque «injustificado» del Gobierno de Putin contra Ucrania.

La vicepresidenta primera y el ministro alemán han defendido así el impulso de propuestas que permitan una respuesta «unida y coordinada» a nivel europeo contra el alza de precios de la energía. «Nos enfrentamos a una situación sin precedentes, pero estamos decididos a seguir adoptando medidas juntos para amortiguar el impacto en los ciudadanos y empresas europeas», ha recalcado la vicepresidenta.

Cabe recordar que esta misma semana la vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, no ha descartado que el Gobierno español se adelante a las decisiones de la Unión Europea en materia energética «si es imprescindible». Hoy, aunque Ribera ha recalcado que el Gobierno es partidario de limitar el precio, ha asegurado que están esperando a que lo apruebe la UE antes.

Pese a asumir que los países de la UE tienen circunstancias diferentes y las relaciones energéticas con Rusia son distintas, la vicepresidenta primera ha destacado que se está trabajando desde una perspectiva «constructiva» para entender la posición de los otros socios y ofrecer una respuesta sobre la base de la unión.

«El mensaje es de unidad y determinación para seguir actuando juntos y abordar de la manera más eficaz posible este reto y agresión que todos consideramos inaceptable», ha remarcado.

Por ello, la vicepresidenta ha valorado positivamente la comunicación que ha publicado la Comisión Europea esta semana, que incluye la mayoría de medidas que España ha venido proponiendo, como incrementar las reservas estratégicas de gas, hablar con una sola voz en los mercados internacionales, reforzar las interconexiones o explorar opciones de tope de precios en los mercados mayoristas para «cuanto antes poner fin al chantaje energético» de Putin.

Ambos ministros han enumerado las medidas a corto plazo que están impulsando en sus territorios para atajar el impacto de la subida de precios de la energía en la factura de la luz de familias y empresas, pero han coincidido en que a largo plazo los países de la UE deben reforzar su autonomía estratégica.

En concreto, los países comparten la necesidad de reducir la dependencia estratégica de la UE respecto al resto de mundo en cuanto al suministro de gas y de otras materias primas. En este sentido, los ministros han tratado la conveniencia de aprovechar el potencial de España desde el punto de vista de la capacidad de regasificación y la necesidad de reforzar interconexiones que hay en el seno de la UE. También han coincido en la urgencia de acelerar el despliegue de las energías renovables.

«Serán rentables como fuentes de energía. Tenemos que dar el paso de manera más decisiva respecto a lo previsto en un principio para su despliegue», ha recalcado el ministro alemán, tras apuntar también la posibilidad de buscar otro tipo de alternativas al suministro de gas, como ha hecho Estados Unidos.

Dentro de las opciones incluidas por la Comisión Europea respecto a la energía destaca la posibilidad de fijar topes en los precios mayoristas del gas. «Es una de las opciones que sin duda van a ser analizadas en los próximos días y semanas», ha asegurado.