Quantcast

¿Cuáles son las diferencias entre los trabajos verticales y de altura?, por Vertical, Tratamientos y Aplicaciones

Los trabajos verticales son aquellas tareas vinculadas con la construcción que se realiza en lugares poco convencionales y de difícil acceso en forma horizontal. Para llevarlos a cabo son necesarias técnicas para el acceso y posicionamiento de forma segura como cuerdas, anclajes, sistemas anticaídas y otros accesorios de sujeción.

Este tipo de labores son aplicables en construcciones u obras que se realicen a una determinada inclinación con respecto al sentido horizontal. El término también es válido en trabajos de profundidad como excavaciones o pozos. Aunque la gente suele confundirlos, hay diferencias importantes entre estos y los trabajos de altura.

Para qué son útiles los trabajos verticales

Vertical, Tratamientos y Aplicaciones es una empresa especializada en trabajos verticales en Gijón, aunque también está en Oviedo. Nacida en 1999, se ha ganado un importante posicionamiento como una compañía que ha evolucionado los métodos tradicionales utilizando nuevas tecnologías. La empresa explica en qué situaciones son útiles ese tipo de trabajos.

Uno de los más comunes son las rehabilitaciones de fachadas. En el caso de Vertical, la empresa tiene experiencia en la recuperación de fachadas de piedra, hierro o madera. Cuenta con especialistas para fachadas históricas. Los trabajos verticales son esenciales para la pintura de altura, especialmente de las fachadas de los edificios.

La sustitución o colocación de tejados es un área donde son muy útiles los trabajos verticales. En este tipo de techos es muy común la acumulación de residuos vegetales o de otros tipos, por lo que es necesario un mantenimiento. Las impermeabilizaciones, tratamientos hidrófugos y elastómetros son muy requeridos para este tipo de trabajo especializado.

Diferencias con trabajos de altura

Las principales diferencias entre los trabajos verticales y de altura es que los primeros hacen referencia al sentido en que la persona trabaja. Están orientados al menos 90 grados de su base horizontal. Es decir, los trabajos verticales se refieren, más que a la distancia sobre el suelo, a la posición del obrero con respecto a la superficie.

Los trabajos de altura describen a las labores que se realizan al menos a dos metros por encima del nivel del suelo. Como son a desnivel, este tipo de actividades requieren para su realización el uso de andamios, escaleras, cubiertas, vehículos especiales, plataformas o postes. También tienen actuaciones muy diversas en mantenimiento, restauración, reparación y construcción.

Sobre el uso de andamios, estos son necesarios cuando la actividad mezcla los elementos del trabajo de altura con el trabajo vertical. Son muy comunes en las labores que se realizan en fachadas de edificios. En esos casos además son indispensables los elementos de seguridad individual como cuerdas, anclajes y otros dispositivos. Como suponen un riesgo importante, Vertical recomienda siempre acudir a contratistas con experiencia en el área.