Quantcast

Contar con un protocolo de acoso en la empresa realizado por una compañía especializada como Edutedis Consultoría

La mayoría de gobiernos del mundo pudieron hacer consciencia de situaciones de suma gravedad a las que se ven sometidas las mujeres en casi todos los espacios en los que se mueven, después de que algunos movimientos sociales denunciaran masivamente casos de maltrato hacia la mujer. Uno de los espacios en los que la comunidad femenina sufre importantes desigualdades es en el lugar de trabajo.

Según cifras de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, 7 de cada 10 mujeres fueron víctimas de acoso sexual o acoso por razón de sexo en sus trabajos en la primera mitad de 2021. En este sentido, es importante destacar que desde la sanción de la Ley Orgánica No.3 del 22 de marzo de 2007, las empresas deben promover condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, así como establecer protocolos de arbitraje con medidas claras de sanción en caso de presentarse situaciones de este tipo.

Protocolos y sanciones

Aunque existen avances con relación a las cifras sobre el acoso sexual, aún se siguen sin reflejar las realidades de esta problemática en el trabajo en España. Muchas compañías no diseñan o aplican los protocolos de prevención y acción, por lo que las víctimas terminan sintiéndose desprotegidas. De todas formas, la ley es bastante clara con la obligatoriedad de esta normativa y su evasión puede acarrear sanciones a las empresas por no contar con protocolos de acoso.

El diseño de un protocolo efectivo puede ser una labor complicada para las compañías, algo por lo que Edutedis Consultoría está dispuesta a brindarles la asesoría necesaria para crear un protocolo de casos de acoso sexual. Teniendo esto en cuenta, ya no hay excusas para no velar por el bienestar de las víctimas y ayudar a mitigar esta problemática tan grave que sigue perjudicando a miles de mujeres.

Tolerancia cero al acoso sexual

En uno de los testimonios incluidos en el estudio titulado Acoso sexual y acoso por razón de sexo en el ámbito laboral en España, la trabajadora relataba lo siguiente: «Yo pedí el despido voluntario porque no podía más, mi acosador era un superior, puso a todas mis compañeras en contra […] nunca pude contar nada, no había ningún protocolo». De este relato se puede deducir que el principal miedo de las mujeres para no denunciar es el de perder su empleo o ser juzgadas por sus compañeros. Para las representantes de la Secretaría Confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco y Raquel Gómez, es necesario que los protocolos cuenten con jornadas de sensibilización que eviten el miedo a la denuncia, al mismo tiempo que deben ser enfáticos con una tolerancia cero a estas situaciones, aplicando sanciones ejemplares para los acosadores.

Por todo lo anterior, Edutedis Consultoría considera que el diseño de un protocolo de acoso sexual debe hacerse con todo el cuidado y precisión posibles, para evitar sanciones para la empresa y para brindar todo el respaldo a las trabajadoras si son víctimas de un caso de acoso sexual por parte de algún compañero o superior.

La igualdad es una necesidad para las compañías del presente y del futuro, un aspecto que hará que tanto los trabajadores como la empresa en sí puedan crecer, de ahí la gran importancia de que este tipo de protocolos los lleve a cabo una empresa especializada como Edutedis Consultoría.