Quantcast

ONUSIDA pide que se asegure de que «todas las niñas sean educadas y empoderadas»

La directora ejecutiva de ONUSIDA y secretaria general adjunta de las Naciones Unidas, Winnie Byanyima, ha pedido con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este martes, que «todas las niñas sean educadas y empoderadas».

Ya que las investigaciones muestran que la finalización de la educación secundaria puede reducir el riesgo de que una niña contraiga el VIH hasta a la mitad, e incluso más si se complementa con un paquete de derechos y servicios. «Necesitamos que todas las niñas, incluidas las que abandonaron la escuela durante la pandemia de COVID-19 y las que no asistían a la escuela incluso antes de la COVID-19, estén en la escuela, seguras y fuertes», ha señalado.

Considera que la única hoja de ruta eficaz para acabar con el sida, alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y garantizar la salud, los derechos y la prosperidad compartida es una hoja de ruta feminista. «La igualdad es el medio del progreso y es un derecho de toda mujer», ha advertido.

A su juicio, la crisis de la COVID-19 ha exacerbado las desigualdades entrecruzadas a las que se enfrentan las mujeres. Se han informado aumentos en la violencia de género, los matrimonios infantiles forzados y los embarazos de adolescentes. «Casi una de cada dos mujeres informó que ellas o una mujer que conocen experimentaron violencia desde que comenzó la pandemia de COVID-19. Las llamadas a las líneas de ayuda se han multiplicado por cinco en algunos países durante la pandemia», advierte.

«Ha aumentado la violencia y el acoso contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales, al igual que el estigma y la discriminación contra las comunidades marginadas. La trayectoria hacia la paridad de género, de la que ya habían pasado 100 años, está ahora a 36 años más».

No obstante, considera que el objetivo no puede ser solo volver a la normalidad ya que «la normalidad era el problema». En cambio, los líderes deben aprovechar este momento de «crisis y oportunidad» para asegurar la transformación. «Deben cumplir ahora con los audaces cambios de política y las inversiones mejoradas que garantizarán la igualdad», ha afirmado, al tiempo que pide acabar con la la violencia de género, que «atenta contra la dignidad y la libertad de las mujeres».