Quantcast

Qué es la prediabetes

Hoy en día, las personas se han habituado a un ritmo de vida donde el trabajo les obliga a permanecer muchas horas sentados sin actividad física, además de consumir cualquier alimento disponible. Todo esto conlleva a un aumento de peso que a la larga afecta el organismo de manera gradual ovacionado una serie de afecciones entre ellas la prediabetes.

En las siguientes líneas te explicaremos sobre ella, para que identifiquen los factores de riesgo que posibilitan que las personas sufran de ella.

Te invitamos a que te quedes con nosotros y te enteres sobre lo relacionado con la prediabetes, así como evitar sufrir de ella y darle continuidad a la afección para que se convierta en diabetes tipo 2, que a tantas personas en el mundo afecta y por lo que no deberías tomar refrescos “sin azúcar”.

¿Qué es la Prediabetes?

¿Qué es la Prediabetes?

La prediabetes es la manifestación de niveles altos de glucosa en sangre de lo que se considera habitual, sin embargo, no son tan elevados para llegar a concluir que se sufre de diabetes tipo 2 solo es una señal que te avisa de que tendrás diabetes. Sin embargo, es imprescindible que el estilo de vida de adultos y niños con prediabetes cambie, ya que pueden sufrir a la larga de ella.

La presencia de prediabetes, posibilita que se inicie el daño que produce la diabetes en el corazón, vasos sanguíneos y riñones; pero hay buenas noticias: comer sano, realizar actividad y mantener el peso ayudan a que los niveles de glucosa en sangre se normalicen.

¿Cuáles son los síntomas de la prediabetes?

Resulta que la prediabetes no presenta sintomatología alguna, e incluso se puede creer que la presencia de la piel oscurecida en ciertas zonas del cuerpo como: cuello, axilas, codos, rodillas y nudillos; se deba a ello. Pero si presenta los siguientes síntomas ya se estaría hablando de diabetes tipo 2: sed aumentada, ganas de orinar frecuente, hambre constante, fatiga y visión borrosa.

¿Cuándo consultar al médico si sospechas de prediabetes?

Visitar al médico se debe realizar si sospechas de sus existencia, además si entre tu familia hay personas que sufran de diabetes, preguntarle al médico, por todas las pruebas requeridas para verificar los niveles de glucosa en sangre. Así lograr determinar si la prediabetes está presente en el organismo, para prevenir que se trasforme en tipo 2.

¿Cuáles son las causas de la presencia de prediabetes?

Realmente las causas exactas de la presencia de prediabetes, no se especifican, sin embargo, hay que considerar lo siguiente:

  • Los antecedentes familiares.
  • La genética juega un papel importante.
  • La carencia de actividad física.
  • El sobrepeso.
  • El exceso de grasa en el abdomen.

¿Qué sucede con la azúcar en sangre en una persona que sufre de prediabetes?

Cuando una persona sufre de prediabetes, ya no procesa de manera correcta el azúcar, y, por lo tanto, esta se va acumulando en la sangre, por lo cual no realizan su función normal, que es el aporte de energía a las células de los músculos y tejidos. Hay que recordar que la mayor fuente de azúcar proviene de los alimentos, la cual corre por la sangre a las células con la ayuda de la insulina.

La insulina proviene del páncreas, y al circular, va reduciendo los niveles de azúcar en sangre, si la glucosa baja, el páncreas segrega menos insulina. Si sufres de prediabetes todo cambie y el proceso se altera, haciendo que el páncreas no produzca insulina. También ocurre que comiencen a resistirse a la insulina, acumulándose azúcar en la sangre,

¿Cuáles son los factores de riesgo para sufrir de prediabetes?

¿Cuáles son los factores de riesgo para sufrir de prediabetes?

Los factores de riesgo de padecer prediabetes, son los mismos que de sufrir de diabetes tipo 2 y estos son:

  • Peso: a mayor peso, más tejido graso sobre todo en el abdomen, y la cintura, haciendo que las células se resistan a la insulina.
  • Tamaño de la cintura: si el tamaño es grande resulta que hay más resistencia a la insulina, en los hombres más de 100 cm) y en las mujeres más de 90 cm.
  • Alimentación: consumir carne roja y procesada, tomar bebidas endulzadas, pueden provocar prediabetes; por ello es importante llevar una dieta con frutas, vegetales, frutos secos, cereales integrales y aceite de oliva.
  • Ser inactivo: practicar algún deporte te ayuda a mantener el peso, consume la glucosa para crear energía y hace que se use la insulina más eficazmente.
  • Edad: después de los 45 años se es propenso a padecerla.
  • Antecedentes familiares: si lo sufre papá, mamá o un hermano.
  • Raza: las personas de raza negra, los hispanos, los indígenas estadounidenses y los asiáticos americanos suele sufrirla.
  • Diabetes gestacional: muchas mujeres durante el embarazo llegan a padecer de diabetes, por lo tanto, deben chequearse al culminar el mismo.
  • Síndrome de ovario poli quístico: esta afección provoca períodos menstruales irregulares, exceso de vello y obesidad, en consecuencia, producir prediabetes.
  • Sueño: el no dormir bien crea resistencia a la insulina y por lo tanto de la misma.
  • Humo del tabaco: El tabaquismo aumenta la resistencia a la insulina.
  • Hipertensión arterial.
  • Niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad.
  • Niveles altos de triglicéridos.

¿Cuáles son las complicaciones que se pueden presentar por la prediabetes?

La prediabetes, te va a llevar, si te descuidas, a diabetes tipo 2 y ella en consecuencia a las siguientes complicaciones:

  • Hipertensión arterial.
  • Colesterol alto.
  • Enfermedades del corazón.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Problemas renales.
  • Daña a los nervios.
  • Problemas con la vista, hasta pérdida del sentido de la vista.
  • Amputación en los miembros inferiores.
  • Ataques cardiacos silenciosos.

¿Cuáles son las medidas de prevención de la prediabetes?

Sin lugar a dudas, un cambio para un estilo de vida más saludable ayuda machismo para prevenir la presencia de prediabetes y en consecuencia que a larga puede convertirse en diabetes tipo 2, si se descuida y no sigues algunas recomendaciones como las siguientes:

  • Consumir una alimentación saludable, incluyendo frutas, vegetales, hortalizas, frutos secos, granos, proteinitas y otros nutrientes.
  • Practicar al menos hora y media de ejercicios aeróbicos moderados a la semana, o 30 minutos al día.
  • Reducir el exceso de peso.
  • Vigilar la presión arterial y el colesterol.
  • No fumar.