Quantcast

El Rey viajará con dos ministras de Podemos y Albares a la toma de posesión de Gabriel Boric en Chile

El Rey Felipe VI viajará acompañado por tres miembros del Gobierno a la toma de posesión del nuevo presidente de Chile, Gabriel Boric, el próximo 11 de marzo después de que se hayan sumado la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, a la delegación.

El monarca suele acudir a todas las tomas de posesión de los mandatarios iberoamericanos y por regla general suele acudir acompañado solo por el titular de Exteriores, en este caso José Manuel Albares, quien también formará parte de la delegación, según ha informado su Ministerio este viernes en un comunicado.

La delegación que encabeza Don Felipe viajará a Chile el miércoles para participar en el acto de toma de posesión que tendrá lugar el viernes. Por regla general, el Rey mantiene sendos encuentros bilaterales con el presidente saliente, en este caso Sebastián Piñera, y con el entrante.

Desde hace semanas se había venido especulando con que tanto Díaz como Montero podrían viajar a la toma de posesión de Boric, el candidato izquierdista que se impuso en las elecciones del pasado diciembre frente al derechista José Antonio Kast.

La vicepresidenta segunda ya publicó un vídeo en redes sociales, con motivo de la segunda vuelta de las pasadas elecciones presidenciales chilenas, apoyando a Boric, de quien dijo que abandera el «mejor proyecto posible para ensanchar la democracia».

También Podemos le trasladó su apoyo de cara a estos comicios, e incluso la líder de la formación, Ione Belarra, y Montero portaron camisetas de respaldo a Boric. Además, la titular de Igualdad ya mantuvo en septiembre del año pasado una conversación con el mandatario chileno sobre los retos progresistas y la candidatura del frente amplio que abanderó Boric.

En el espacio confederal han destacado frecuentemente las sintonías con Boric, que abanderó una candidatura que ensanchó el espacio de izquierda, al estilo del nuevo proyecto amplio y con la sociedad civil que trata de impulsar Díaz, cuyo proceso de escucha activa arranca en primavera, y que apoyan las distintas fuerzas que componen el espacio de Unidas Podemos.

EL ANTECEDENTE DE IGLESIAS

Esta será la segunda ocasión en que un miembro de Podemos en el Gobierno acompaña al Rey en una toma de posesión de un presidente iberoamericano. En noviembre de 2020 el entonces vicepresidente primero, Pablo Iglesias, acudió a la inauguración del presidente de Bolivia, Luis Arce, quien le invitó a título personal.

La asistencia del entonces líder de Podemos fue particularmente polémica porque mantuvo una agenda paralela durante su estancia en Bolivia, entre ellas la firma de la llamada ‘Declaración de La Paz’ con varios políticos de la izquierda latinoamericana.

En la misma, se subrayaba que la principal amenaza a la democracia y a la paz social en el siglo XXI es el «golpismo de la ultraderecha» y a ella se sumaron, el presidente argentino, Alberto Fernnández, y Arce, así como los expresidentes Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), Dilma Rousseff (Brasil), Alexis Tsipras (Grecia) y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.