Quantcast

Igualdad confirma un nuevo asesinato por violencia de género en Toledo, el segundo en menos de 24 horas

El Ministerio de Igualdad, a través de la Delegación de Gobierno contra la Violencia de género, ha confirmado que el asesinato de una mujer, este jueves, en la provincia de Toledo es un nuevo crimen machista, el sexto en lo que va de 2022 y el segundo que se registra en menos de 24 horas.

El suceso de Toledo se ha producido en la localidad de Maqueda, en donde el cuerpo de la mujer, con heridas de arma de fuego, era hallado en torno a las 09.00 horas a las puertas del restaurante en el que trabajaba. Tenía 45 años.

Su presunto agresor que, según confirmó posteriormente la Junta de Castilla-La Mancha, había sido pareja sentimental de la mujer, huyó del lugar y se suicidó, según han informado las fuerzas y cuerpos de seguridad que llevan la investigación.

Este suceso ha ocurrido después de que, un día antes, en torno a las 16.30, los servicios de Emergencia fueran alertados de que en la localidad de Pozuelo (Madrid) una mujer de 32 años había sido asesinada, también con un arma de fuego, supuestamente por su expareja, que también se suicidó tras el crimen. La víctima había denunciado a su presunto agresor en el mes de enero.

SEIS VÍCTIMAS MORTALES EN LO QUE VA DE 2022

Así, en menos de 24 horas el Ministerio ha confirmado dos nuevos casos mortales por esta lacra y elevar a seis el número de asesinadas por violencia de género en lo que va de 2022 y a 1.132 las víctimas mortales contabilizadas desde que se registra este dato, en 2003.

En el caso de Toledo, según ha informado el departamento que dirige Irene Montero, no había denuncias previas y la víctima no tenía hijos menores de edad.

Tras esta confirmación, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado a través de su cuenta oficial de Twitter que «este 8M» y «cada día» deben «trabajar sin descanso para erradicar la violencia machista».

«1.132 mujeres han sido asesinadas por el hecho de ser mujeres. Las instituciones, toda la ciudadanía somos responsables. Proteger las vidas de las mujeres es una cuestión de Estado», ha publicado.