Quantcast

Una familia de Vilalba con parientes de avanzada edad en Járkov urge corredores humanitarios

Una familia que reside en Vilalba (Lugo) ha hecho un llamamiento «desesperado» para que se abran corredores humanitarios en Ucrania y poder traer a los padres de la mujer, dos personas de avanzada edad que viven en Járkov.

José Hermida, padre de la familia, ha relatado que los abuelos de su hija «son dos personas de 70 y 80 años están en Jarkhov y no se pueden mover de la vivienda».

Acredita que los ancianos quieren salir de ahí, aunque «el problema es que hay una persona discapacitada como el abuelo que no puede bajar las escaleras desde un séptimo piso y sin ascensor».

Hermida ha puntualizado que, en esa localidad ucraniana, «las calles están destrozadas» y no paran de caer bombas que hacen prácticamente intransitable la ciudad.

«Es imposible salir a no ser que haya un corredor humanitario y alguien los pueda sacar», ha aseverado este vecino de Vilalba, que asegura que en el edificio donde residen sus suegros «sólo queda la gente que no puede salir», como los abuelos de su hija y otra persona también de edad avanzada.

«La gente joven se ha marchado», ha subrayado. «Viven al lado de la plaza y apenas queda gente en el edificio, solo quedan esas tres personas que no pueden moverse», ha reafirmado.

Sostiene que por el momento hay conexiones y pueden comunicarse con los padres de su pareja, aunque teme que la situación no se sostenga. «Se puede perder el contacto con ellos en cualquier momento y en guerra no sabes si siguen vivos o están muertos», ha setenciado.

Por lo tanto, cree que la única solución es la apertura de corredores humanitarios y reclama que el gobierno de España pueda trabajar para sacar a los abuelos de su hija del país invadido por Rusia.