Quantcast

El especialista Antonio Ruiz explica en qué consiste la neuroarquitectura

Muchas veces ocurre que, al estar en un lugar con características poco atractivas, las personas reaccionan a los estímulos. Por ejemplo, en un espacio con poca luz natural, se tiende a sentir un ambiente más tenso y apagado.

En este sentido, la neuroarquitectura es la respuesta a la evolución de las corrientes de la arquitectura, que han ido evolucionando en pro de construir espacios totalmente pensados para generar bienestar en el ser humano.

Conocidos por crear espacios que generan emociones, el estudio de arquitectura internacional ARK Architects, liderado por Manuel R. Moriche, se encarga de gestionar el servicio integrado de diseño, arquitectura, construcción, decoración y paisajismo de residencias únicas alrededor del mundo, aplicando la neuroarquitectura.

Neuroarquitectura, cómo actúa el sistema neurológico en el ser humano

Para conocer la profundidad de la neuroarquitectura, hay que comprender cómo actúa el sistema neurológico en el ser humano. Estos son todos los procesos que ocurren en el cerebro, de forma consciente o inconsciente al recibir cualquier estímulo exterior que puede afectar las emociones y la salud.

Es por ello que el espacio forma parte relevante de la percepción neurológica de las personas. Basado en ello, la neuroarquitectura es una herramienta que utiliza este sector, para estudiar todo el proceso de construcción y decoración de hogares, que influyen de manera positiva en el bienestar físico y emocional de los propietarios. Antonio Ruiz es el especialista del estudio ARK Architects encargado de mejorar la experiencia del cliente y expone que, al aplicar esta disciplina, se dan respuestas concretas al uso de la creación de ciertos diseños que inciden positivamente en sus clientes.

Los secretos de la neuroarquitectura para la construcción de espacios

Después de realizar constantes estudios en neuroarquitectura, se determinó que la iluminación natural es sumamente necesaria para la construcción de espacios conscientes, ya que un hogar que recibe constante luz del sol, representa un estado de relajación, calma y lucidez para quien lo habita. Además, tiene una repercusión positiva en el reloj biológico del cuerpo humano, provocando el buen desempeño de los ciclos del sueño.

Idénticamente, los espacios sociales deben favorecer el estilo de vida de las personas lo que trae consigo el incremento de la dopamina. Para ello, se debe estudiar el concepto del GPS del cerebro para comprender los mapas del espacio que genera el ser humano para desarrollar la construcción egocéntrica y alocéntrica.

Por consiguiente, el estudio integral de arquitectura internacional ARK Architects revela la exclusividad de esta disciplina en la aplicación de sus espacios, para los clientes más exigentes del mercado. Desde esta perspectiva, el diseño de una arquitectura creada para el ser humano es la base fundamental de su socio fundador, Manuel R. Moriche, cuyas creaciones se han internacionalizado.