Quantcast

El precio de la vivienda en alquiler subió un 0,9% en 2020, su menor alza desde 2015, según el INE

Los precios de la vivienda en alquiler aumentaron un 0,9% en 2020, su menor alza desde 2015, según el Índice de Precios de la Vivienda en Alquiler (IPVA) publicado este miércoles por primera vez por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este índice experimental, explica el organismo, tendrá periodicidad anual y su objetivo es medir la evolución de los precios de la vivienda alquilada como residencia habitual.

Con el crecimiento registrado en 2020, año de la irrupción del Covid, el precio de la vivienda en alquiler encadena seis años consecutivos de alzas anuales. La tasa de 2020 (+0,9%) contrasta con el aumento del 3,5% que se registró en 2019, en ausencia de pandemia.

Del total de viviendas alquiladas, el 35,6% no variaron su precio entre 2019 y 2020, mientras que el 23% lo rebajaron. Por su parte, el 41,4% de los propietarios aumentaron el precio del alquiler de sus viviendas. De ellos, la mitad lo hizo por debajo del 5% y uno de cada tres, por encima del 10%.

En esta fase experimental, esta estadística ofrece una estimación sobre la evolución de los precios de la vivienda que permanece alquilada, al menos, dos años consecutivos. En el futuro, el INE ampliará la cobertura de este indicador, incorporando las viviendas que se alquilan cada año y no lo estaban el año anterior.

Debido a que la información con la que se ha realizado este índice proviene de las fuentes tributarias de la Agencia Tributaria y del Catastro, el ámbito geográfico de esta estadística lo constituye por el momento el territorio fiscal común, es decir, todo el territorio nacional excepto Navarra y País Vasco.

LAS VIVIENDAS MÁS PEQUEÑAS, DONDE MÁS SUBE EL ALQUILER

Por tipo de edificación, las viviendas colectivas (aquellas ubicadas en edificios) fueron las que más incrementaron sus precios en 2020, con una subida del 0,9%, casi tres puntos menos que en 2019, mientras que los precios de la vivienda unifamiliar alquilada aumentaron un 0,6%, nueve décimas menos que en el año anterior.

Desde 2017, las tasas de variación de los precios de la vivienda unifamiliar alquilada están por debajo de las de la vivienda colectiva.

Por tamaño de la vivienda, los mayores incrementos se produjeron en las viviendas más pequeñas. Así, las que tenían entre 60 y 75 metros cuadrados y las de 75 a 90 metros cuadrados elevaron el precio del alquiler un 1% el año pasado, mientras que las que contaban con menos de 60 metros lo hicieron un 0,9%.

Las viviendas con entre 90 y 120 metros cuadrados encarecieron el alquiler un 0,8% en 2020, en tanto que las de 120 a 150 metros cuadrados subieron sus precios un 0,6%. El menor aumento, del 0,3%, se dio en las que tenían un tamaño superior a los 150 metros cuadrados.

SÓLO BALEARES REBAJA SUS PRECIOS

Los precios de la vivienda alquilada aumentaron en 2021 en todas las comunidades autónomas, excepto en Baleares, donde bajaron dos décimas.

Los mayores incrementos se produjeron en Castilla La-Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia, con subidas del 1,6%, 1,5% y 1,3%, respectivamente.

Por su parte, Canarias (+0,2%) y Madrid (+0,6%) fueron las regiones con los menores incrementos anuales.

Por municipios, donde más subió el precio de la vivienda en alquiler fue en La Puebla de Cazalla, en la provincia de Sevilla, con un repunte anual del 6,2%, seguido de La Solana, en Ciudad Real (+5,5%); Sonseca, en Toledo (+5,1%), y Bolaños de Calatrava, en Ciudad Real (+4,3%).