Quantcast

Los materiales y el proceso de elaboración que se utilizan en la realización de un sombrero de calidad premium

Desde el año 2020, los sombreros han marcado tendencia en las grandes pasarelas. Recientemente, la Semana de la Moda Masculina de Milán demostró que este accesorio llegó para quedarse en la vestimenta de muchas personas, por lo que las ventas del producto han crecido en Europa.

Debido al esfuerzo manual que exige un sombrero de calidad premium, es común que algunos modelos tengan precios significativos. Sin embargo, quien compra sombreros de 500 euros recibe un diseño único y detallado, con materiales de larga duración.

En este sentido, Alejandro Mateo es uno de los fabricantes más populares en el mercado de sombreros artesanales. Su combinación de estilo vintage con elementos modernos ha supuesto una nueva tendencia que cada vez conquista a más clientes exclusivos.

¿Cómo se elaboran los sombreros de Alejandro Mateo?

Un sombrero premium se caracteriza por la calidad de los materiales y la técnica manual del montaje. El componente protagonista de los modelos es el fieltro, un tipo de tela no tejida de origen animal. Dependiendo del ejemplar, la piel puede ser de liebre o de castor. También existe una versión de paja para los clientes animalistas.

Al respecto, Estados Unidos es uno de los países con mejor calidad de fieltro en el mundo, por lo que los fabricantes de sombreros artesanales más exclusivos importan las bases desde esa nación. Una vez obtenido, el material es planchado a vapor para poder manipularlo. De este proceso, surge la forma y la talla del producto.

Gracias a una técnica de fuego para eliminar todas las fibras sueltas, la pieza queda limpia y perfecta. Posteriormente, la banda de cuero interior y el resto de los complementos son cosidos a mano en un proceso minucioso y exhaustivo.

Los sobreros exclusivos, ¿para quiénes están hechos?

Los sombreros artesanales tienen un estilo único, por lo que son populares entre personas con una visión de moda diferente. Los sombreros de 500 euros equivalen a portar algo hecho 100% a mano, característica poco común en el mercado de los accesorios.

La tienda del diseñador Alejandro Mateo ofrece la opción de personalizar las piezas de los sombreros para que cada producto esté totalmente adaptado al gusto del comprador, independientemente de su sexo o país de origen. Por tal motivo, el negocio se ha vuelto popular entre personalidades de renombre como el cantante Alejandro Sanz, el millonario Gianluca Vacchi y el príncipe heredero de Dubái, Hamdan Al Maktoum.

El catálogo presenta variedad de colores, decoraciones y texturas. Cada modelo es irrepetible y el extenso rango de precios permite que los clientes puedan elegir según su presupuesto.