Quantcast

La Xunta de Galicia ofrece un equipo de psicólogos a la armadora y a familiares del buque naufragado en Terranova

La Xunta de Galicia ha ofrecido un equipo de psicólogos de la Dirección Xeral de Emerxencias a la empresa armadora, Grupo Nores, y a familiares de la tripulación del barco ‘Villa de Pitanxo’, naufragado frente a las costas de la Isla de Terranova (Canadá) con 24 marineros a bordo.

Así lo ha avanzado el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, durante una visita realizada este martes a la Autoridad Portuaria de Marín, donde ha comparecido ante los medios en compañía de la conselleira do Mar, Rosa Quintana, tras conocer los últimos datos sobre esta tragedia en el mar.

Aparte de confirmar que hay siete muertos y tres supervivientes, ha asegurado que las autoridades gallegas continúan «atentos, coordinados y esperando noticias». «No podemos hacer otra cosa que esperar a que nos den noticias. Esperemos que las noticias sean mejores de las que hemos recibido hasta ahora», ha añadido.

Sobre las identidades de los marineros que iban a bordo, Rueda no las ha confirmado de manera oficial porque «lo fundamental» ahora es «utilizar todos los recursos posibles para rescatar a más personas vivas». «Esperemos que cuanto antes. Dependemos de actuaciones que todavía están en curso», ha agregado.

Asimismo, acerca de los motivos del naufragio, el vicepresidente de la Xunta ha deslizado que se debe a las «condiciones muy malas» del mar de madrugada, aunque «tiempo habrá para saber cuáles fueron las causas».

CONSELLEIRA DO MAR

Por su parte, la conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha comparecido en compañía de la alcaldesa de Marín, María Ramallo, y del presidente de la Autoridad Portuaria, José Benito Suárez.

Desde allí, Quintana ha confirmado que, de los 24 tripulantes del ‘Villa de Pitanxo’, 16 tienen nacionalidad española, mientras que otros cinco son de Perú y otros tres, de Ghana. De los españoles, la conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha confirmado que tres son de Cangas, otros tres de Marín, uno de Moaña, uno de Bueu y otro de Huelva. Además, iba a bordo un observador de origen canario.

Tal y como ha relatado la conselleira, la baliza del buque saltó sobre las 5,00 de la madrugada al perdérsele la pista, tras lo cual se desplazaron hasta la zona otros dos pesqueros que se encontraban en las proximidades. Allí se encontraron «tres lanchas salvavidas» –falta una cuarta– y «muchos restos» del ‘Villa de Pitanxo’.

En estos momentos, según ha dicho Quintana, trabajan en la zona «un buque de rescate, dos pesqueros y un helicóptero» de las autoridades de Salvamento de Canadá.

«FUE TODO MUY RÁPIDO»

«Fue todo muy rápido», ha añadido la conselleira, quien ha añadido que lo que «más preocupa» ahora es «poder identificar a los tripulantes y decirles a las familias en qué situación se encuentran».

Y es que, según la conselleira do Mar, las familias «todavía no tienen esa información» ni tampoco las autoridades de manera oficial: «Y no la podemos dar». Según ha reconocido la titular de Mar, la distancia con Terranova «es muy grande» y precisamente por eso la situación de las familias, «a falta de noticias, es muy complicada».

Además, Rosa Quintana ha reconocido la crudeza de este siniestro que afecta a la flota gallega: «Siempre digo que cualquier accidente en el mar es siempre duro y complicado. Hace muy poco vivimos el accidente del ‘Sin Querer Dos’, la mayoría eran de Cambados, pero en 13 años que llevo en el Gobierno es la situación más complicada que me ha tocado vivir».