Quantcast

Triodos Bank fija en 59 euros el precio por cada certificado en su programa de recompra

Triodos Bank ha fijado en 59 euros el valor de cada uno de sus Certificados de Depósitos para Acciones (CDA) en el programa de recompra restringida que prevé realizar en el segundo trimestre de este año, según ha informado este martes la entidad a través de un comunicado.

Se trata de un programa ya anunciado a finales de diciembre, cuando el banco anunció su decisión de sacar a cotizar sus CDA en una plataforma de negociación multilateral (MTF, por sus siglas en inglés). Se encuentra pendiente de aprobación por parte de la Junta General Extraordinaria, prevista para el próximo 29 de marzo.

En concreto, el banco prevé lanzar y dar por finalizado este programa de recompra restringida de sus CDA en el segundo trimestre de este año, una operación que supondrá un importe de 14,4 millones de euros, el equivalente al colchón de recompra disponible (Market Making Buffer) del sistema anterior de CDA.

El banco afirma que este programa «será único, no se activará ninguno más y tampoco están previstas reducciones de capital CET-1».

El precio por título para este programa se ha fijado en 59 euros, el mismo que se estableció a efectos fiscales y administrativos a finales del año 2021. Este valor representa el último precio de comercialización menos un 30% de descuento por iliquidez, lo que se considera una estimación objetiva del valor económico actual de cada título.

Sin embargo, el banco aclara que este valor de 59 euros «no representa ninguna indicación sobre el precio futuro» en la cotización de los títulos en un Sistema Multilateral de Negociación (MTF por sus siglas en inglés).

CARACTERÍSTICAS DEL PROGRAMA

Triodos Bank asegura que cualquier titular de CDA podrá acogerse al programa propuesto y que la cantidad máxima por titular y ronda de suscripción será de 2.000 euros. El periodo de suscripción será de tres semanas.

Cada titular podrá decidir individualmente si participar y con qué cantidad hacerlo, aunque con el límite de 2.000 euros.

En caso de que no se utilice no todo el colchón destinado a la recompra, Triodos Bank realizará una nueva ronda de suscripción. Por el contrario, si las peticiones superan la cantidad del colchón, se aplicará un prorrateo entre todas las solicitudes.

FONDO PARA «GASTOS VITALES»

Del capital destinado a la recompra, se reservarán tres millones de euros para los titulares de CDA que tengan una mayor urgencia de liquidez por gastos vitales.

Para ello, el banco ha previsto algunos criterios específicos, como que el titular tenga una necesidad de liquidez urgente, inmediata y grave para gastos vitales –alquiler, préstamo hipotecario, alimentación, gastos médicos–; que estos gastos se hayan producido por situaciones imprevistas –enfermedad, desempleo–, y que la persona no cuente con activos que se puedan hacer líquidos para afrontar el gasto.

Las características del fondo solidario de recompra son que el límite máximo será de 6.000 euros por cada caso y con el mismo precio de 59 euros por certificado.

Triodos Bank afirma que se seguirá un «criterio estricto» para formar parte de este fondo.

En caso de que las peticiones superen el máximo previsto, se aplicará un prorrateo, mientras que si no se alcanza el máximo, la cantidad restante se sumará al programa de recompra restringida.

Este programa de recompra de certificados debe ser aprobado en la Junta General Extraordinaria de Triodos Bank, prevista para el próximo 29 de marzo. El lanzamiento y término de este programa está planeado para el segundo trimestre de 2022.

SISTEMA MULTILATERAL DE NEGOCIACIÓN

La recompra de acciones fue anunciada a finales de 2021, al mismo tiempo que la cotización de los CDA en una plataforma de negociación multilateral (MTF, por sus siglas en inglés). Se trata de la solución elegida por la entidad para volver a la comercialización de estos títulos, que actualmente se encuentra suspendida.

Mediante un ‘listing’ en una plataforma MTF, Triodos Bank espera que la comercialización de certificados pueda realizarse a través de órdenes de compra y venta, con precios variables, en una plataforma estandarizada y con reglas claras de negociación, lo que permitirá dar transparencia a las transacciones y los precios. Podrán acceder a la nueva plataforma tanto inversores minoristas como institucionales.