Quantcast

Naturgy escinde el grupo en dos grandes cotizadas que englobarán su negocio regulado y el liberalizado

Naturgy ha aprobado escindir el grupo en dos compañías cotizadas que englobarán los negocios regulados (infraestructuras de gas y electricidad) y liberalizados (generación y comercialización), bajo el denominado proyecto Géminis.

La propuesta del Comité de Dirección de la compañía, que fue aprobada por unanimidad en el consejo de administración del pasado 1 de febrero, nace con el objetivo de «potenciar el papel de Naturgy en la transición energética y acelerar así su plan estratégico», informó la compañía.

En ese momento todavía no estaba representado como miembro el fondo IFM, que se ha incorporado con un asiento este mismo jueves al órgano rector de la energética tras alcanzar una participación de más del 12% en el capital.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, considera que Géminis tendrá «unas consecuencias espectaculares para España, ya que se crean dos campeones nacionales en tamaño y capitalización por encima de la mitad de compañías del Ibex 35».

Así, el ejecutivo de la energética indicó que se crean «dos hermanos gemelos» con esta escisión del grupo, con el objetivo de que cada una de las dos compañías se «focalice» en sus actividades respectivas.

En concreto, la actual Naturgy tiene un valor de empresa de unos 40.000 millones de euros, sumando su capitalización a día de hoy de unos 27.000 millones de euros y la deuda a cierre del año pasado de casi 13.000 millones de euros, a repartir entre las dos nuevas compañías.

No obstante, el valor final tras el proceso de cada una de ellas dependerá de la asignación final de la deuda para que cada compañía mantenga sus objetivos crediticios de ‘investment grade’, señaló Reynés.