Quantcast

El juez mantiene en prisión al bróker de la presunta estafa de Algoritmhmics ante el «evidente riesgo de fuga»

El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal ha acordado mantener en prisión a Javier Biosca, el principal investigado por la presunta estafa con criptomonedas cometida a través del grupo empresarial Algoritmhmics, ante el «evidente riesgo de fuga» y asegurándose de esa forma que se evite la «destrucción de fuentes de prueba».

En un auto de este mismo jueves, el responsable del Juzgado Central de Instrucción Número 1 desestima la petición de modificación de la situación personal de Biosca después de que la Fiscalía propusiese su libertad bajo fianza de un millón de euros.

Las acusaciones ejercidas por perjudicados, que están representados por los despachos de abogados de Emilia Zaballos y Juan Carlos Gómez León, mostraron este miércoles su perplejidad y confiaron en que el juez no adoptase esa medida.

El juez justifica su decisión aludiendo a «la situación actual del procedimiento y las diligencias pendientes de ser cumplimentadas, cuya libertad podría frustrar el buen fin de mismas». Eso aconseja, por tanto, «el mantenimiento de su situación en tanto se cumplimentan las mismas y se pone fin a la instrucción».

«No podemos obviar el tipo de delito investigado y la dificultadque entraña el mismo, lo cual conlleva, además de evitar un evidente riesgo de fuga que podría darse, evitar destrucción de fuentes de prueba», añade el magistrado.

Así, el juez incide en que «existen motivos bastantes para creer responsable al investigado del delito, aconsejándose la medida a fin de evitar la sustracción a la acción de la justicia, dada la posible pena a imponer, y ante una posible fuga del mismo, por el temor a su imposición, sin que hayan variado las circunstancias ni existan otras nuevas que supongan una modificación de su situación personal».

En este contexto, Abascal asegura que del «avance de las actuaciones y de la documentación obrante en el proceso se infiere una confirmación de la existencia de indicios de la posible comisión por el investigado preso de los graves delitos que se le atribuyen, lo que podría provocar un riesgo de fuga más que evidente como se acreditó» anteriormente.

MÁS DE 100 MILLONES ESTAFADOS

La Audiencia Nacional comenzó a investigar este asunto a raíz de las querellas presentadas por particulares y por la Asociación de Afectados por las Inversiones en Bitcoins contra el ‘clan’ Biosca y Algoritmhmics Group, la empresa creada por el bróker con la que se habría perpetrado la estafa.

En la querella de esta asociación, que calcula que habría unos 300 afectados y más de 100 millones de euros estafados, se detalla que Biosca y su familia crearon un negocio dedicado a las inversiones en criptomonedas en 2019 pero que carecía de todo tipo de autorizaciones, dado que no estaba inscrito, por ejemplo, en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Tras montar ese ‘chiringuito financiero’ comenzaron a captar clientes que debían entregar su dinero a Biosca, quien garantizaba una rentabilidad del 20 o del 25 por ciento semanal –al menos al inicio–. Dado que los primero inversores comenzaron a recibir beneficios, se corrió la voz entre familiares y amigos alabando la figura de confianza de Biosca y el negocio pasó rápidamente de los 30 inversores a los 500.

Pero con la llegada de la pandemia de coronavirus y el confinamiento se produjeron los primeros incumplimientos. Biosca dejó de pagar a casi todos los inversores, lo que contribuyó a extender la desconfianza en este producto financiero. A finales de octubre de 2020 Algoritmhmics Group dejó de hacer abono de cantidad alguna.

Biosca está acusado de estafa continuada, apropiación indebida y falsedad en documento público, delitos que habría perpetrado a través de la empresa Algoritmhmics Group captando desde 2019 a inversores particulares que querían obtener altos intereses en el mercado de las criptomonedas.