Quantcast

Iker Casillas y José Antonio Avilés enfrentados en los juzgados con Terelu Campos como testigo

Tras la separación matrimonial de Iker Casillas y Sara Carbonero, los rumores sobre la vida amorosa del exportero se sucedieron a un ritmo vertiginoso y no fueron pocas los affaires que se le adjudicaron en diferentes medios de comunicación. Uno de ellos, con una atractiva cantante cordobesa llamada Sara Dénez que los protagonistas, indignados, no tardaron en desmentir públicamente.

Iker, sin embargo, fue más allá y no dudó en emprender acciones legales contra el colaborador José Antonio Avilés por intromisión ilegítima en el honor y la intimidad al relacionarle con esta chica y aportar en ‘Viva la vida’ supuestos audios que presuntamente le había enviado el exfutbolista confirmando la relación. Una demanda que presentó el pasado verano y por la que reclamaba 30.000 euros de indemnización.

Pues bien, hoy ha tenido lugar en los juzgados de Pozuelo de Alarcón el esperado cara a cara entre Casillas y Avilés. Intentando despistar a la prensa, el ex de Sara Carbonero ha entrado directamente en coche a las dependencias judiciales. Acompañado por su abogada y con rostro serio, el madridista ha evitado hacer declaraciones sobre su demanda al colaborador televisivo.

Misma actitud que José Antonio Avilés que, con su letrada y visiblemente tranquilo, ha entrado en los juzgados sin pronunciarse sobre su inminente juicio con Iker y sin aclarar si sacará los audios que presuntamente le envió el exfutbolista hablando de Sara Dénez.

Además, y para nuestra sorpresa, inesperada presencia de Terelu Campos en el juicio, citada en calidad de testigo – no se sabe por cual de las partes – y asegurando que, aunque no va a hacer declaraciones, no está para nada nerviosa ni tampoco preocupada: «Yo no hija«.