Quantcast

Garzón avisa de que UP seguirá insistiendo al PSOE para que «varíe» la reforma fiscal

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha avisado de que Unidas Podemos seguirá insistiendo al PSOE para que «varíe» la reforma fiscal y se cumpla la Constitución que, según ha explicado, «dice que tiene que pagar más los que más tienen«.

Así se ha expresado este miércoles Garzón en una entrevista en ‘El Objetivo’ de La Sexta, en la que ha admitido, además, que en torno a este asunto hay «grandes discrepancias» entre los dos partidos de coalición.

Concretamente, Unidas Podemos defenderá en el próximo Pleno del Congreso su propuesta de reforma fiscal, con un nuevo impuesto para las grandes fortunas no bonificable por parte de las comunidades autónomas y un recargo temporal de 10 puntos en el Impuesto sobre Sociedades a las grandes eléctricas.

Al respecto, el titular de Consumo ha indicado que «más que entrar en cuestiones cuantitativas» hay que ver «a quién se suben impuestos y a quién se bajan« para corregir «asimetrías» y «desigualdades» cumpliendo, según ha matizado, con lo que refleja la Constitución.

En este sentido, ha recordado que el PSOE ha gobernado en solitario durante muchos años y esta cuestión «no ha variado». «Seguimos insistiendo en que varíe, por eso hay un debate«, ha insistido.

«ME FALTA CONTEXTO»

Entre otras cosas, preguntado por las declaraciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ha propuesto este miércoles una «pausa» en las relaciones con España, Garzón ha reconocido, tras escucharlas en el programa, que le falta contexto si bien ha asegurado que no las termina de entender.

«El Gobierno de México estaba recuperando de manera muy eficaz con el Gobierno de España las relaciones«, ha explicado, tras insistir en que le falta información y le «preocupa» que las relaciones internacionales «no se encaucen por los trámites normales, diplomáticos de diálogo«. «No sé interpretar lo que está diciendo«, ha matizado.

POLÉMICA DE MACROGRANJAS Y AZÚCAR

En la entrevista también ha sido preguntado por las últimas polémicas que han suscitado algunas de sus declaraciones como las macrogranjas o el azúcar. Al respecto, Garzón ha sostenido que sus palabras sobre la ganadería intensiva fueron convertidas en un «bulo» por parte del lobby cárnico y que se gestó «un debate inventado».

De este modo, ha indicado que mantiene sus palabras apoyándose en las reclamaciones que hace la Comisión Europea para proteger a la ganadería familiar que «crea empleo» y que está «amenazada» por el modelo «macroindustrial» que «no crea empleo» y que lo pueden controlar «una o dos personas».

Además, se ha referido también a las palabras del líder del Partido Popular, Pablo Casado –que aseguró que el ministro atacó al sector de la remolacha– tachándolas de «excesos verbales».

En este punto, ha recordado que la Organización Mundial de la Salud y los pediatras recomiendan moderar el consumo de azúcar, especialmente en la población infantil, debido al «problema grave» que existe en España donde un «40% de los niños de 6 a 9 años» tiene obesidad.

«Que de repente haya quien hacer de eso un ejercicio de antipatriotismo obedece más a estrategias difíciles de explicar desde la racionalidad«, ha sostenido.