Quantcast

Madrid critica que la delegada de Gobierno se «parapete» en cifras ante un cambio de tendencia delincuencial

La Comunidad de Madrid ha criticado que la delegada de Gobierno en Madrid, Mercedes González, se «parapete» en cifras para negar un repunte de la delincuencia juvenil frente a un cambio de tendencia que puede llevar a datos alarmantes por el incremento del uso y porte de armas blancas entre los más jóvenes.

En una entrevista en ‘Onda Madrid’, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, ha insistido en que el hecho de que las cifras de este tipo de criminalidad sean parecidas a las de 2019 no significa nada, ya que hay que tener en cuenta que cada vez «hay más elementos organizativos» y «bandas denominadas latinas que ya no son tan latinas al estar integradas por nacidos en Madrid con familias de origen centroamericano o sudamericano«.

«Ese elemento organizativo está presente y genera un sentimiento subjetivo de inseguridad que hace que otros porten armas blancas con un fin defensivo. Tenemos por la noche de Madrid paseando armas blancas en exceso. Hay que adelantarse y actuar. Las cifras no valen cuando la tendencia cambia y la Policía trabaja en esa línea«, ha recalcado.

Por eso, cree que es necesario que haya un control por parte de la Policía Nacional de armas blancas los fines de semana en zonas donde se concentran los jóvenes, algo que permite la Ley de Seguridad Ciudadana ya que «se trata de adelantarse y que la Comunidad de Madrid siga siendo una comunidad autónoma con una delincuencia baja«.

«No podemos esperar a que la cifra aumente respecto al año anterior para preocuparnos. Eso no vale y corresponde a la Delegación de Gobierno en Madrid y al Ministerio del Interior«, ha dicho reiterando la petición de elaborar un plan específico para afrontar este cambio de tendencia.