Quantcast

El obispo de Vitoria subraya la importancia de «frenar los grupos criminales» para acabar con la trata de personas

El obispo de Vitoria-Gasteiz, Juan Carlos Elizalde, ha subrayado la importancia de «frenar los grupos criminales» implicados en la Trata de Personas para acabar con esta «forma de esclavitud» que afecta especialmente a mujeres -niñas, adolescentes y jóvenes- y que, según ha denunciado, «ha aumentado con la pandemia».

En un comunicado, la Diócesis de Vitoria ha recordado que este martes, 8 de febrero, se celebra la Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la Trata de Personas por ser la festividad de Santa Josefina Bakhita, esclava sudanesa que sufrió torturas.

En este contexto, el Obispo de Vitoria, en calidad de responsable del Departamento de Trata de la Iglesia española, ha pedido a toda la sociedad que tome conciencia de esta forma de esclavitud que afecta especialmente a mujeres -niñas, adolescentes y jóvenes- y que, según ha denunciado, «ha aumentado con la pandemia».

«Esta lacra se ha silenciado y las víctimas han sido invisibilizadas especialmente en estos dos últimos años, algo que tenemos que seguir denunciando a todos los niveles», ha insistido.

Juan Carlos Elizalde ha recogido las palabras del Papa Francisco y ha pedido a las personas «que más responsabilidad tienen en este mal, hombres y mujeres que se lucran de este mercadeo, a que cambien su conducta de vida para estar en gracia de Dios».

El obispo ha subrayado la importancia de «frenar los grupos criminales» y les ha reclamado que «por su propio bien y por el bien de las víctimas, abandonen el pecado que cometen con cada mujer y niña que sufre un infierno por sus acciones y decisiones».

Asimismo, ha afirmado que «la misericordia de Dios es enorme» y ha recordado las palabras del Papa en las que afirmaba que «Jesús combate el pecado pero nunca rechaza a ningún pecador».

El obispo de Vitoria ha insistido en trabajar en este sentido para «combatir a la trata desde su propio entramado» y ha agradecido a las «miles y miles de personas que están trabajando contra la trata -desde la Iglesia y estamentos judiciales, policiales y ONGs- en favor de la justicia y de las víctimas».

Elizalde ha puesto en valor el «trabajo en red de estas buenas personas que acabará venciendo al mal, apoyándonos en la oración, en favor de la liberación de las víctimas».

EUCARISTÍAS Y VIGILIAS

En el marco de esta jornada, la Diócesis ha informado de que muchas ciudades celebrarán eucaristías y vigilias de oración. «En todas ellas habrá testimonios sobre esta forma de esclavitud que envuelve la explotación sexual, laboral o trabajos forzosos además de mendicidad y tráfico de órganos, entre otros», ha explicado.

En Vitoria-Gasteiz, la iglesia de San Antonio, en la plaza del General Loma, acogerá una celebración por el fin de la trata de personas a las 19.30 horas que será presidida por el vicario general, Carlos García Llata.

El obispo de Vitoria, por su parte, participa en un acto con responsables de Iglesia que trabajan ayudando a víctimas de la trata con testimonios de mujeres supervivientes como la Santa Josefina Bakhita.

Bakhita nació en Sudán y murió en Italia en 1947 a los 78 años de edad. Fue proclamada santa en el año 2000 por el Papa Juan Pablo II y es considerada una de las santas africanas de la modernidad, ejemplo de superación ante la esclavitud y patrona de Sudán y de las víctimas de la trata de personas.

Por otro lado, ha recordado que en la actualidad la Iglesia cuenta en España con decenas de organismos que luchan contra la trata de personas y las que colaboran estrechamente con otras instituciones en esta tarea.

Además, el pasado año se elaboró una guía didáctica para escolares y una exposición fotográfica itinerante recorrió las principales ciudades y pueblos mostrando casos reales de víctimas de la trata.

Este año 2022, el trabajo del departamento de la Conferencia Episcopal Española que dirige el obispo de Vitoria «intensificará su actividad» para seguir denunciando la trata y ayudando a todas las personas que la sufren.