Quantcast

Los hospitales de Castilla y León registran por cuarta semana consecutiva más de 100 fallecidos con COVID en 7 días

Los hospitales de Castilla y León han registrado en la última semana, del 1 al 7 de febrero, un total de 115 fallecimientos de personas con COVID-19 diagnosticado, lo que supone la cuarta semana consecutiva con más de un centenar de muertes, si bien el total en lo que va de año (540) es sensiblemente inferior al del mismo periodo de 2021 (804).

La cifra de fallecimientos es el único de los registros relacionados con el COVID-19 en la comunidad que no desciende y de hecho el dato de la última semana es superior a las 113 muertes de pacientes con COVID-19 que se sumaron entre el 25 y el 31 de enero, como se puede observar en los Datos Abiertos que almacena la Junta de Castilla y León en su web, consultados.

Por el contrario, descienden los contagios, la incidencia acumulada –ya claramente por debajo de 1.000 en la tasa semanal y con 2.123 en la de 14 días– y los ingresos y ocupaciones hospitalarias.

En cuanto a los fallecimientos en hospitales, la tendencia se mantiene prácticamente estable desde hace cuatro semanas y el total semanal no baja del centenar. Se registraron 107 muertes entre el 12 y el 17 de enero; 118 entre el 18 y el 24 (cifra más alta desde mediados de febrero de 2021); 113 entre el 25 y el 31 y 115 en estos últimos siete días.

En total, desde el pasado 31 de diciembre de 2021 se han sumado 540 fallecimientos de personas con COVID-19 en hospitales, una cifra que no obstante es inferior a la que se registró durante periodos similares en fases anteriores de la pandemia.

Así, en el mismo periodo de 2021, en plena tercera ola de la COVID-19, se sumaron 260 muertes más en hospitales, con un total de 804; mientras que entre la última semana de octubre de 2020 y la cuarta de noviembre se acumularon 977 fallecimientos, casi el doble que en las primeras cinco semanas de 2022.

INCIDENCIA ACUMULADA

La tasa de incidencia acumulada de casos de COVID-19 diagnosticados en los últimos 14 días en Castilla y León se ha situado, según los datos actualizados este lunes, en 2.123 casos por cada 100.000 habitantes, un 29,3 por ciento menos que hace una semana (3.002 el lunes 31 de enero),

La tasa actual se sitúa ligeramente por encima que la que se daba el pasado 28 de diciembre (1.942).

El descenso se da de manera continuada en todas las provincias desde hace más de dos semana y en todas ellas se encuentra ya por debajo de las cifras de primeros de año.

La tasa más elevada entre las provincias corresponde actualmente a Soria, con 2.553 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes, por delante de Salamanca, con 2.431; Valladolid, con 2.354; Burgos, con 2.165; Ávila, con 2.084; Palencia, con 1.988; León, con 1.825; Segovia, con 1.807; y Zamora, con 1.784.

En cuanto a la incidencia acumulada semanal, el descenso a largo plazo ha sido ligeramente más intenso que en la de 14 días, ya que la tasa actual en la comunidad, con 825 casos por 100.000 muestra una caída el 34,7 por ciento en una semana (1.265 el pasado lunes).

Por provincias, actualmente la tasa más elevada se da en Salamanca, con 1.066 casos por cada 100.000 habitantes; por delante de Soria, con 1.025. El resto de provincias se sitúan ya por debajo de 1.000, con 877 en Ávila, mismo dato que en Valladolid; 792 en Palencia; 766 en Burgos; 708 en León; 668 en Segovia; y 660 en Zamora.

PACIENTES INGRESADOS

Otro registro que desciende claramente es el de personas con COVID-19 ingresadas en los hospitales, que llegó a rozar las 1.000 entre el 17 y el 24 de enero y actualmente se sitúa en 819, 105 menos que hace una semana.

El descenso se da tanto en las camas de planta (819 ocupadas el pasado lunes y 732 hoy) como en las de cuidados críticos (105 frente a 87). El dato actual en las UCI es ya más bajo que el que se registraba antes de las navidades de 2021 (90 el día 23 de diciembre).