Quantcast

Galicia mantiene a la baja sus contagios diarios pero vuelven a crecer los ingresos

Galicia mantiene a la baja su cifra de nuevos contagios diarios de Covid, que ya están por debajo de los 3.000 y, aunque el total de enfermos ha vuelto a reducirse, la presión hospitalaria ha crecido nuevamente, con 46 ingresados más, 2 en Unidades de Cuidados Intensivos y 44 en camas convencionales.

Según los datos publicados este lunes por la Consellería de Sanidade, con información recogida hasta las 18,00 horas del domingo, hay 53.706 enfermos de Covid en la Comunidad Autónoma y, en las últimas horas, se han registrado 2.738 nuevos contagios. Todas las áreas sanitarias han notificado menos contagios nuevos que la jornada anterior, salvo la de Lugo.

Así, en el área sanitaria de A Coruña-Cee, se han notificado 611 casos nuevos en la última jornada; en el área de Vigo hay 550 nuevos contagios, en el área de Santiago-A Barbanza se han detectado 502 positivos nuevos; en el área de Pontevedra-O Salnés hay 344 casos nuevos; en el área de Lugo, A Mariña y Monforte hay 325 nuevos contagios; en el área de Ourense, Verín y Barco de Valdeorras hay 260 nuevos contagios; y en el área de Ferrol, se han confirmado 146 casos nuevos.

En cuanto al número total de personas enfermas de Covid en Galicia, descontados los fallecidos y las altas, en las últimas horas la cifra ha vuelto a descender y el Sergas comunica este lunes un total de 53.706 casos activos, 3.861 menos que el día anterior (y 9.161 menos que hace una semana).

Por áreas, en la de Vigo hay 13.724 casos activos (1.211 menos), en la de A Coruña hay 11.596 enfermos (764 menos), en el área de Santiago hay 9.390 infecciones (573 menos), en el área sanitaria de Pontevedra hay 5.731 casos activos (326 menos), en el área de Lugo son 5.573 personas enfermas (343 menos), en el área de Ourense hay 5.185 casos (486 menos), y en el área de Ferrol hay 2.507 infecciones activas (158 menos).

VUELVE A SUBIR LA PRESIÓN HOSPITALARIA

El descenso en el ritmo de contagios y en el total de infecciones activas no se refleja, sin embargo, en la ocupación hospitalaria y, en la última jornada, la presión ha vuelto a incrementarse con 46 nuevos ingresos, dos de ellos en UCI y 44 en camas convencionales.

Según ha informado este lunes el Sergas, hay un total de 48 personas con Covid en cuidados críticos y 689 pacientes en planta. Por áreas, el mayor número de enfermos graves están en la de A Coruña, con 14 ingresados (sin cambios en la ocupación), seguida por el área de Lugo, con 9 pacientes en UCI (dos más).

En el área sanitaria de Santiago hay 7 enfermos de Covid en UCI (dos más) y los mismos en el área de Pontevedra (uno menos que hace 24 horas). En el área de Vigo hay 6 pacientes en cuidados críticos (los mismos), en el área de Ourense siguen 4 pacientes en UCI, y en el área de Ferrol hay un paciente (uno menos).

Con respecto a los enfermos en unidades convencionales de hospitalización, han aumentado en todas las áreas. A Coruña tiene 193 pacientes en planta (+4), Ourense tiene 114 (+6), Santiago tiene 99 (+6), Vigo tiene 91 (+8), Pontevedra tiene 80 (+6), Lugo tiene 72 (+12) y Ferrol tiene 40 (+2).

FALLECIDOS, CURADOS Y PRUEBAS

Desde el inicio de la pandemia, han superado el Covid en Galicia 395.178 personas, de las que 6.595 han recibido el alta epidemiológica en las últimas horas. Por contra, se han notificado 2.976 fallecidos, si bien Sanidade todavía no ha informado de los decesos de las últimas horas.

Los últimos fallecimientos fueron comunicados este domingo y se produjeron el pasado viernes. Se trata de tres hombres de 80, 81 y 92 años de edad, que murieron en el área sanitaria de A Coruña-Cee.

Por otra parte, hasta ahora se han realizado en Galicia algo más de 3,6 millones de pruebas PCR (casi 5.500 en las últimas horas), 1,44 millones de test de antígenos y 1,42 millones de otro tipo de pruebas diagnósticas.

La tasa de positividad de las pruebas PCR (el número de casos positivos por cada 100 pruebas realizadas) se sitúa en el 17,5 %, todavía muy por encima del 5 % que fija la OMS para dar por controlada la pandemia.